Jorge Aristóteles Sandoval se ha quedado a medio camino. El emblemático ex gobernador de Jalisco, quien tuvo el sueño de hacer crecer a la entidad tapatía, fue asesinado el viernes de un balazo, en el baño de un bar en la turística zona de Puerto Vallarta.

La noticia de su pérdida ha sido recibida por sus familiares y políticos de la entidad con gran pesar.

Este sábado decenas de personas rindieron un homenaje a Sandoval en el Palacio de Gobierno de Jalisco. El gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, acompañado por representantes municipales han participado en el acto a cuyo término, que ha concluido con una ofrenda floral y aplausos, el mandatario estatal ha dicho: “Es una muestra más de que no nos podemos doblar ante quienes quieren sumir a nuestro Estado en el miedo”.

Continuó: “No nos vamos a rendir, vamos a levantar la cabeza vamos a honrar su memoria y vamos a demostrar que podemos mucho más que los que nos quieren lastimar los que nos han lastimado”

Natural de Guadalajara (al oeste de México), Aristóteles Sandoval era licenciado en Derecho por la Universidad de esa ciudad y contaba con una maestría en Política y gestión pública por el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente.

Militó para el partido tricolor desde muy joven. Antes de su cargo como gobernador de la entidad, Sandoval ocupó la presidencia municipal de su ciudad natal (de 2009 a 2012).

Desde octubre de 2019 a octubre de este año se desempeñó como secretario de Innovación y Participación Digital del Comité Ejecutivo Nacional del PRI, pero renunció a este último cargo al señalar que el partido donde se encontraba seguía incurriendo “en prácticas del pasado”.

El final

Sandoval, que gobernó Jalisco de 2013 a 2018, fue sorprendido por un asesino fuertemente armado cuando se encontraba en el bar Distrito 5, localizado en una avenida principal. El gobernador actual, Enrique Alfaro, ha advertido de que el crimen no quedará impune.

El funcionario llegó al negocio cerca de las 22:00 horas del jueves acompañado de una persona, posteriormente se incorporó una mujer y un hombre. Alrededor de la 01:40 horas, ocurrió el atentado.

Se levantó de la mesa donde se encontraba con el resto de los comensales, se dirigió al baño y en el sitio fue atacado por un hombre de manera directa con un arma de fuego y por la espalda.

El 5 de diciembre, Sandoval llegó a Puerto Vallarta, un sitio habitualmente tranquilo. Seis días después retornó a la ciudad de Guadalajara (Jalisco) en un viaje rápido. El 12 de diciembre regresó al puerto y se instaló en unas habitaciones privadas. En el balneario, según las autoridades, se le vio realizando actividades recreativas y empresariales.

El ex gobernador contaba con un equipo de seguridad, según lo dicho por el secretario de la SSP de Jalisco, Juan Bosco Agustín Pacheco, estaba adscrito a la ley de protección a ciudadanos, tenía 15 agentes asignados, así como vehículos blindados.

Fuente: Infobae