Siguen creciendo los delitos que atentan contra la confidencialidad digital de las personas; el fraude en operaciones financieras electrónicas y la falsificación de datos; los derechos de autor, la propiedad intelectual, con la difusión y reproducción sin autorización; así como la pornografía infantil.

Por eso, la bancada del PAN en el Senado reclamó de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), la falta de disposición para que el Estado Mexicano se adhiera al Convenio de Budapest sobre ciberdelincuencia y a su protocolo adicional.

El Convenio tiene el propósito de homologar una política penal común, y armonizar la cooperación internacional. En un principio sólo fue firmado por Estados miembros del Consejo de Europa, sin embargo, se abrió a la posibilidad de que países no integrantes pudieran adherirse convirtiéndose así en todo un referente en el concierto de las naciones.

Por la naturaleza de estos delitos efectuados en el ambiente digital, la persecución de los mismos por parte de cada Estado nación, se dificulta enormemente. Por esta razón, se ha vuelto importante la cooperación internacional.

La senadora Josefina Vázquez Mota consideró importante reactivar y retomar las negociaciones con Europa, para concluir el trámite de adhesión que México solicitó hace 13 años.

Destacó que los delitos han crecido velozmente, en específico la violencia sexual contra niñas, niños y adolescentes, en todas sus vertientes, entre ellas la pornografía infantil. Ha crecido enormemente a partir de la expansión de las tecnologías de la información, subrayó.

Así como esas herramientas han facilitado la vida en muchos sentidos, también han facilitado las operaciones de la delincuencia, expresó.

La panista opinó que la cooperación internacional es importante. En este sentido, explicó que el instrumento más relevante al respecto es el Convenio sobre ciberdelincuencia, mejor conocido como Convenio de Budapest.

Este acuerdo, señaló, fue emitido por el Consejo de Europa el 8 de noviembre del año 2001, para entrar en vigor el 1 de julio de 2004. Su objetivo es homologar una política penal común, y armonizar la cooperación internacional en la materia.

A la fecha, agregó, el Convenio cuenta con 64 Estados Parte, incluidos Argentina, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Estados Unidos, Panamá, Paraguay, Perú y República Dominicana.

Vázquez Mota recordó que México solicitó al Consejo de Europa la posibilidad de adherirse en septiembre de 2006. Además, mencionó que la Secretaría de Relaciones Exteriores ha señalado que no hay una objeción o negativa concreta para avanzar en la adhesión de nuestro país.

A decir de la legisladora del PAN, llama la atención que a más de 10 años desde que se formuló la invitación a nuestro país para signar ese Convenio, la cancillería siga argumentando que “las autoridades competentes del Ejecutivo Federal se encuentran evaluando” la situación.

No tenemos tiempo, es urgente adoptar las medidas del Convenio de Budapest, armonizar nuestra legislación penal en materia de ciberdelincuencia con la política penal internacional, y disponer los mecanismos de cooperación correspondientes, concluyó la legisladora.