El senador morenista Cristóbal Arias Solís acusó que la designación de Raúl Morón, actual alcalde de Morelia, como candidato a la gubernatura de Michoacán, fue una imposición del partido al que pertenece.

Por ello, anunció que ya busca “otros caminos” para obtener su candidatura en las elecciones del próximo 6 de junio, aunque esto implique contender con otros partidos.

Arias aseguró, en entrevista con Radio Fórmula, que los exgobernadores perredistas Lázaro Cárdenas Batel y Leonel Godoy operaron en su contra para evitar que él fuera el candidato.

“Esos personajes son, entre otros, los que estuvieron operando en las sombras de Palacio Nacional o tal vez allá en el propio partido, para que yo no fuera candidato a la gubernatura”, declaró.

Aseguró que 42 encuestas realizadas en el último año lo colocaban como favorito, pero “con una decisión política de escritorio” se decidió ignorarlo.

Arias aseguró que en una conversación que sostuvo con el dirigente de Morena, Mario Delgado, previo a que el 30 de diciembre se diera a conocer la elección de Morón como candidato, el líder le adelantó que él no sería el elegido pues esa candidatura era una imposición.

“Él me dijo, casi con lágrimas en los ojos, que lamentaba mucho que yo no apareciera… pero pues que él no mandaba en la Comisión de Elecciones y, desde ahí, el Comité Nacional del partido ya se lo habían impuesto desde que él llegó, y que obedecía a otros intereses de otros grupos políticos de Morena”, señaló.

El aspirante reconoció que está abierto a dialogar con otros partidos que le han llamado y buscado para que sea candidato a la gubernatura de Michoacán. “Vamos a valorar”, dijo.

AMLO rechaza intromisión

El presidente Andrés Manuel López Obrador rechazó este lunes que tenga intervención en la selección de candidatos de Morena.

“Nosotros no nos metemos ni en los procesos internos de los partidos ni en apoyar a ningún candidato ni a ningún partido”, dijo en su conferencia de prensa matutina.

Cuestionado sobre el descontento que ha generado la elección de candidatos en el partido que él fundó y sobre las impugnaciones que se han anunciado contra estas designaciones, aseguró que su partido busca la democracia y que los ciudadanos elijan libremente.

“Voto libre y secreto, elecciones limpias y libres, para que quede claro”, sostuvo.

El mandatario rechazó también las versiones que apuntan a que él intervino en la designación de Félix Salgado Macedonio como candidato de Morena a la gubernatura en Guerrero. “No me meto yo en esas cosas, no nos metemos, no nos corresponde”, dijo.

El proceso de elección de Morena de quienes serán sus candidatos ha desatado descontento entre sus propios militantes, quienes acusan que estos procesos han estado marcados por una serie de irregularidades, como “dedazos”, “fraude” y “traición”. Algunos incluso ya han renunciado al partido.

Fuente: Expansión Política