Los demócratas se alzaron este miércoles con el control del Senado de Estados Unidos gracias a las victorias de sus dos candidatos en la segunda vuelta de las elecciones en Georgia, que el presidente saliente, Donald Trump, había planteado como un referéndum a su gestión.

Esta victorias del partido azul se confirmaron el mismo día en que partidarios del republicano Trump asaltaron el Capitolio en Washington mientras se llevaba a cabo la sesión conjunta para ratificar los votos del Colegio Electoral en las pasadas elecciones presidenciales.

Después de que el martes por la noche se confirmase la victoria del reverendo Raphael Warnock, que se convierte así en el primer senador afroamericano de Georgia, las proyecciones de los medios dieron este miércoles ganador al también demócrata Jon Ossoff, sobre su rival republicano, David Perdue.

La segunda ronda electoral en Georgia, que habitualmente hubiese sido un asunto de importancia para el estado, se tornó en una disputa de consecuencias nacionales en la que participaron tanto el mismo Trump como el presidente electo, Joe Biden.

Gracias a estas victorias, ambas por un resultado muy ajustado, Biden podrá contar con el control de las dos cámaras del Congreso al menos durante los primeros dos años de gestión, con lo que podrá avanzar sus políticas sin la obstrucción del Partido Republicano.

Fuente: 20 minutos