La manifestante que recibió este miércoles un disparo de un arma de fuego en el Capitolio de los Estados Unidos murió como consecuencia de la herida, informaron las fuerzas de seguridad de Washington DC. El hecho se produjo cuando docenas de partidarios del presidente Donald Trump irrumpieron en el edificio y se enfrentaron violentamente con la policía.

Las circunstancias exactas alrededor del episodio no están claras. Según reportó la cadena local NBC, el disparo fue efectuado por un miembro de las fuerzas de seguridad, pero no se sabe cual de ellas. Tampoco se conocen las circunstancias particulares del hecho.

Este incidente se produjo luego de que docenas de seguidores de Trump violaran los perímetros de seguridad y entraran en el Capitolio de EEUU cuando los congresistas se preparaban para votar y afirmar la victoria presidencial de Joe Biden.

Fuente: El País