La coordinadora del Grupo Parlamentario del PRD, Verónica Juárez Piña, exhortó a la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México (CDMX), Claudia Sheinbaum Pardo, a implementar una estrategia de comunicación clara y objetiva que permita a los ciudadanos identificar el nivel de riesgo en el que se encuentran la pandemia.

Con este propósito la diputada presentó un punto de acuerdo ante la Comisión Permanente, ya que es preciso ayudar a la población a concientizar el nivel de riesgo que actualmente existe en la CDMX ante el rebrote de Covid-19.

En un comunicado, la legisladora aseveró que la Jefa de Gobierno ha caído en una serie de evasivas que no permiten a las personas generar una conciencia de la gravedad de la situación.

“Todo lo anterior se suma a la poca seriedad con que el Presidente de la República tomó el problema de los contagios desde un primer momento, y ha emitido mensajes que resultan contradictorios, rehusándose a la utilización de cubrebocas como ejemplo de responsabilidad y respeto para la población”, subrayó.

Juárez Piña explicó que, durante los últimos días, el nivel de contagios ha ido en aumento y la disponibilidad de camas generales y con ventilador han disminuido considerablemente.

“Esta situación ha resultado preocupante para la sociedad en general, sin embargo, los llamados de la autoridad han resultado poco claros y contundentes”, dijo.

Por su parte, la diputada Mónica Almeida López (PRD) pidió brindar el equipo necesario a los trabajadores de la salud para evitar que se contagien, “en lugar de discursos repetitivos por parte de los de directivos” para condecorarlos.

“Quizás valga la pena preguntarle al personal médico qué prefiere, si galardones por ser héroes o material para evitar contagios y seguir disfrutando en un futuro con sus familias; en mi opinión: otorgarles las condiciones laborales y el material necesario sería la mejor forma de reconocer su ardua labor”, compartió.

La legisladora exigió que las promesas realizadas por el Gobierno de la República se conviertan en realidad, y pronto las autoridades federales expliquen por qué a 10 meses de iniciada la pandemia, existen médicos, enfermeras y personal de laboratorio que no han recibido los bonos por arriesgar sus vidas en áreas que tratan Covid-19.

Llamó a revisar el caso de Belén Ramírez González, y otros similares al de ella, donde los directivos los acosan y buscan su despido por haber manifestado la falta de material que existe en el sistema salud.

De acuerdo con Amnistía Internacional, hasta septiembre de 2020 murieron cerca de 7 mil profesionales de la salud en todo el mundo. Al menos mil 320 de esos fallecimientos ocurrieron en México, agregó Almeida López.