Pese a las restricciones del Semáforo Rojo por COVID-19 en la Ciudad de México, dueños de restaurantes decidieron abrir sus negocios a los clientes este lunes.

De acuerdo con la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac), la determinación corrió a cargo de los restauranteros y no del organismo.

Con el hashtag #AbriOMorir, lugares como Fishers, Potzolcalli, Toks, Sonora Grill y otros más, anunciaron en redes sociales que abrirán sus puertas, siguiendo los protocolos de seguridad e higiene para sus clientes y empleados.

Estos restaurantes señalaron que ante la permisividad con el comercio informal, reanudarán actividades por el bien las familias, empleados y su economía.

El pasado 7 de enero, más de 500 integrantes de la industria en la Ciudad de México y Estado de México, exigieron a las autoridades en una carta que los restaurantes sean considerados como actividad esencial, tras su cierre el pasado 18 de diciembre con el regreso del Semáforo Rojo.

Al menos 13 mil 500 restaurantes cerraron de forma definitiva en la Zona Metropolitana del Valle de México.

Fuente: ContraRéplica