Las autoridades de salud argentinas enviaron hoy hacia México el principio activo de la vacuna de Oxford y AstraZeneca equivalente a 6 millones de dosis, confirmó el Canciller Marcelo Ebrard.

El 4 de enero pasado, la Cofepris autorizó su uso de emergencia en territorio nacional. La vacuna Oxford-AstraZeneca se basa en las instrucciones genéticas del virus para construir la proteína de pico. Pero a diferencia de las vacunas Pfizer-BioNTech y Moderna, que almacenan las instrucciones en ARN monocatenario, la vacuna Oxford utiliza ADN bicatenario.

La vacuna a la que apostó más México (77.4 millones de dosis) es además mucho más barata y no tiene tantos problemas de refrigeración.

El Gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador le contrató poco más de 77 millones de vacunas a AstraZeneca y es, por mucho, la mayor apuesta para inmunizar a su población. Se trata de una vacuna barata que no requiere la refrigeración de las de Moderna y Pfizer. La Fundación Carlos Slim también está involucrada en el proceso de desarrollo y en la producción.

El papel de la Fundación Slim en este acuerdo es comprar los insumos necesarios para producir la vacuna a gran escala en México y Argentina para después distribuir entre 150 y 250 millones de dosis en América Latina.

El quinto cargamento de las vacunas de Pfizer y BioNTech, conformado de 439 mil 725 dosis, arribó la semana pasada al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) para comenzar con el plan de vacunación masiva en los 32 estados del país.

Arturo Elías Ayub, vocero de la Fundación Slim, explicó en agosto que el convenio con el laboratorio AstraZeneca, que está desarrollando la vacuna junto con la Universidad de Oxford, permitirá que la vacuna llegue a América Latina un año antes de lo previsto, lo que fue revelado por el Presidente argentino, Alberto Fernández, y confirmado por López Obrador.

Fuente: Sinembargo