Como parte de las acciones para mejorar el espacio público en la Ciudad de México, el Gobierno capitalino, a través de la Secretaría de Obras y Servicios (SOBSE), informó que en 2020 se realizó una inversión de 7.5 millones de pesos en el “Zócalo Peatonal” y que este año se destinan 525.6 millones de pesos para contar con 132 nuevos Senderos Seguros “Camina Libre. Camina Segura” en beneficio de las niñas y mujeres.

La Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo, resaltó que la mejora del espacio urbano tiene como finalidad mejorar la seguridad de las mujeres y niñas que caminan por las calles de la capital, y las adecuaciones peatonales en el Zócalo capitalino forman parte de las conmemoraciones del México-Tenochtitlan para este año, que podrán disfrutarse cuando las condiciones sanitarias lo permitan.

“Para este año estamos planteando una inversión muy importante para Senderos ´Camina Libre. Camina Segura´ para la seguridad de las niñas y las mujeres; esta inversión incluye también repavimentación de las calles y esta intervención integral con luminarias de LED. Y en particular, esta intervención especial del Zócalo Peatonal con una imagen característica de los bordados, los huipiles, particularmente de Oaxaca”, expresó.

Sheinbaum Pardo resaltó que las obras que se llevaron a cabo para el Zócalo Peatonal -colores y representación de tejidos oaxaqueños- fueron consensadas con distintas instituciones que protegen el patrimonio cultural de nuestro país como el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

“Estamos en Semáforo Rojo, pero ya habrá momento para poder disfrutar de todos estos espacios caminando por nuestra ciudad, festejando a la Ciudad de México que, este año, se cumplen 500 años de la llamada ´Conquista Española´ y 200 años del ´México Independiente´, pero nosotros queremos conmemorar a México-Tenochtitlan este año”, abundó.

El secretario de Obras y Servicios, Jesús Antonio Esteva Medina, indicó que este año la Ciudad de México contará con 132 Senderos Seguros “Camina Libre. Camina Segura”, que representan 250 kilómetros de longitud intervenidos con obras para mejorar la seguridad de los habitantes, principalmente de las niñas y mujeres. Estos senderos se suman a los 192 llevados a cabo durante 2019 y 2020.

Los trabajos contemplan mejora de la iluminación: migración a tecnología LED, colocación brazos lado banqueta, de infraestructura interpostal y de puntas de poste; de obra civil: sustitución de banquetas y guarniciones con materiales reciclados, cruces peatonales y bacheo; de imagen urbana: mejoramiento de áreas verdes, balizamiento, pintura en fachadas y murales artísticos.

En cuanto a seguridad: se instalan tótems de “Mi C911e” que contemplan botones de auxilio, luz estroboscópica y cámaras de videovigilancia que se conectan al Centro de Comando, Control, Cómputo, Comunicaciones y Contacto Ciudadano “C5” para atender una emergencia.

En 2020, el Gobierno capitalino invirtió 230 mdp para contar con 64 Senderos Seguros “Camina Libre. Camina Segura” equivalentes a 120.5 kilómetros donde se instalaron e intervinieron 5 mil 530 luminarias, 31 mil 260 m2 de banquetas, 21 mil 827 metros de guarniciones, 9 mil 884 m2 de murales y 554 mil 179 plantas.

En 2019, el Gobierno capitalino destinó 100 mdp para contar 128 Senderos Seguros: 42 fueron intervenciones de “Camina Libre. Camina Segura”, 53 escolares, 24 en Centros de Transferencia Modal (CETRAM) y nueve en avenidas. Para los trabajos se intervinieron 139 kilómetros, se sembraron 450 mil 850 plantas y se pintaron 2 mil 839 m2 de murales.

Por ello, al finalizar 2021 se contará con un total de 324 Senderos Seguros, donde se habrán intervenido 510.4 kilómetros con un monto de 855.6 mdp.

Con respecto a las obras para el Zócalo peatonal, Esteva Medina, explicó que -entre septiembre y diciembre de 2020- se destinaron 7.5 millones de pesos (mdp) para intervenir 2 mil 963 metros cuadrados (m2) en el área Sur y que se analizará, una vez que se realice la apertura al público, otra intervención la zona en el área Norte.

Entre las acciones se realizaron reconfiguraciones de carriles vehiculares, balizamiento en la zona y la repavimentación de 6 mil 900 m2; intervenciones de espacio público a nivel de asfalto, a partir del diseño de textiles oaxaqueños oaxaqueño con pintura grafénica (permite conservar los colores más tiempo, soporta la intemperización y no se craquela en poco tiempo) e implementación de nuevas áreas de mobiliario urbano: 28 bancas, 68 bancos, tres mesas y sombrillas, cuatro racks de bicicleta y 106 jardineras.

En el lugar también se efectúo la repavimentación de 6 mil 900 m2 e incorporaron mil 507 piezas de pasto Liriope, pasto Pennisetum, Lavanda, Colisandra y Cubresuelos Rocío, así como 40 piezas de árboles Pata de Vaca y Magnolia.

En 1522 se realizó la Primera Traza por órdenes de Hernán Cortés después de la caída de México-Tenochtitlán, por Alonso García Bravo. En 1524 toma el nombre de Plaza Mayor. En 1657 es construida la nueva y actual Catedral con la fachada principal al Sur de la ciudad. En 1703 la plaza es ocupada por El Mercado de “El Parián”. En 1789, por proclamación del Rey de España Carlos IV se realizan la repavimentación y renivelación, un espacio público con 64 lámparas, 124 bancas de piedra y colocación de una fuente en cada esquina de la plaza.

En 1803 se coloca la estatua ecuestre de Carlos IV realizada por Manuel Tolsá. En 1842, por órdenes de Santa Anna, se demuele “El Parían” y se construye el Monumento a la Independencia de México, pero el proyecto quedó inconcluso. En 1866 se crea el Paseo del Zócalo que consistía en un Jardín con fuentes en cada esquina, 72 bancos de hierro e iluminación, la base del monumento inconcluso seguía presente.

En 1894 la compañía de Ferrocarriles convierte parte de la plaza en una estación de tranvía con taquilla y un andén, las vialidades circundantes son pavimentadas con asfalto. En 1921 se instalan cuatro esculturas de bronce denominadas “Pegasos” realizadas por Agustín Querol. En 1948, con la inauguración de la Avenida 20 de noviembre en 1936, el Zócalo lucía jardines, conservando las cuatro fuentes en los extremos. En 1958 la Plaza de la Constitución adquiere el aspecto que conserva hasta el momento.

En 1967 se realizan trabajos de la construcción de la Línea 2 del Metro. A partir del año 2000, la plancha del Zócalo se utiliza de manera sistemática para la presentación de espectáculos musicales. En 2017 inician los trabajos de remodelación en la plaza -la primera a gran escala que se realiza desde la década de 1960-, ya que se amplía la plaza en un 10 por ciento y se elimina un carril vehicular. En 2019 se instalan áreas verdes y un kiosco desmontable.