El diputado del Partido del Trabajo (PT), Mauricio Toledo, negó las imputaciones en su contra por el delito de enriquecimiento ilícito hechas por la FGJ y aseguró que se trata de una persecución política.

“Niego categóricamente los presuntos hechos que se me imputan ya que son totalmente falsos (…) y que, calificó como una evidente persecución política”, expresó a través de un comunicado.

El legislador desea que los instrumentos de gobierno “no sean utilizados para realizar una persecución política”, y confío en que como ciudadano se respetará el debido proceso.

Por su parte, el Grupo Parlamentario del PT reiteró su total respaldo a Toledo Gutiérrez.

“Es evidente que se trata de una persecución política con el objetivo primordial de inhabilitarle para participar en la próxima contienda electoral. Es importante resaltar que en la bancada petista seremos siempre los primeros en pugnar porque cualquier proceso se realice en aras de hacer justicia, de manera imparcial y transparente, por lo que nos unimos a la disposición del diputado Mauricio Toledo para aclarar todo asunto relacionado con su patrimonio”, señaló el grupo parlamentario.

Fuente: ddmx