La Fiscalía General de Justicia del Estado (FGJE) de Tamaulipas informó sobre los avances que se tienen respecto a las investigaciones de los hechos acontecidos el pasado 22 de enero en el ejido Santa Anita, municipio de Camargo donde fueron hallados 19 restos.

“De manera preliminar y a reserva del resultado antropológico, se determinó que 16 corresponden al sexo masculino, uno al femenino y dos pendientes de precisar debido al alto grado de calcinación”, señaló el organismo en un comunicado.

Detalló que al momento se han identificado genéticamente cuatro víctimas, con la información de las familias, dos de nacionalidad mexicana y dos guatemaltecos.

Refirió que con la colaboración y coordinación de la Fiscalía General de Justicia de Nuevo León, se permitió conocer que una camioneta Sequoia se ubicaba en el lugar donde fueron rescatados, el pasado 6 de diciembre, 66 migrantes por elementos de la Policía Municipal del municipio de Escobedo.

Por otra parte, indicó que los estudios de balística reconstructiva permitieron establecer que el vehículo Sequoia no contaba con impactos de arma de fuego y que la unidad tipo pick up presenta 113.

Para lograr la identificación de las víctimas, la Dirección General de Servicios Periciales y Ciencias Forenses, mediante el Equipo de Especialidades compuesto por Antropólogos, Odontólogos, Médicos forenses, Genetistas, Dactiloscopistas y Criminalistas, trabaja en la obtención de los “Archivos Básicos de Identificación”,

Así como los perfiles genéticos (ADN) que permitan la identidad de las víctimas conforme a los estándares nacionales e internacionales en la materia; capacidades a las que a efecto de dar apoyo, mayor transparencia y certidumbre.

También se sumó personal de la Comisión Nacional de Búsqueda, entablándose comunicación y colaboración con el Ministerio de Relaciones Exteriores, la Embajada en México, y el Consulado de Guatemala.

El Organismo subrayó que fueron dos los vehículos consumidos por el fuego, en uno de los cuales se encontraron los restos humanos.

Abundó que los vehículos que se encontraban en kilómetro 25 + 700 de la brecha conocida como Santa Anita o Rancho Piedra, son una camioneta Toyota, modelo Sequoia, 2008, con placas de circulación de Nuevo León y una Chevrolet, Silverado, pick up, cabina y media.

Además de tres armas largas, dos del calibre .223 mm, una del 7.62×39 mm, y 11 casquillos, de los cuales nueve son del calibre .223mm y dos del 7.62×39 mm.