Para evitar contagios de Covid, el Metro de París, el octavo más utilizado del mundo está exhortando a sus 4.1 millones de usuarios diarios a guardar absoluto silencio. No hablar por teléfono ni conversar en los trayectos.

En el Metro parisino reina el silencio. Da la impresión de que la mayoría de los pasajeros ha tomado muy en serio las nuevas recomendaciones de la Academia Nacional de Medicina de Francia sobre cómo comportarse en el transporte público.

Ante la expansión de nuevas variantes del virus, potencialmente más peligrosas, la academia aconsejó callarse en el metro, aunque se lleve cubrebocas.

La medida debe aplicarse también por la dificultad de guardar la sana distancia dentro de los vagones.

“No sé qué pensar, opto por mostrarme disciplinado como el 70% de los franceses”, dijo otro usuario.

No todos creen en la eficacia de la recomendación.

“La verdad es que esto nos priva de libertades básicas”, señaló otra usuaria.

“Francamente estoy en contra de esta medida. Uno sí debe poder llamar por teléfono, no gritar, pero pasar una llamada, usando audífonos, por ejemplo, mire, aquí los tengo, Ve, uno puede hablar” enfatizó un parisino.

Además, en momentos en que aparecen nuevas cepas del Covid-19 el Ministerio de Salud ha pedido a los franceses que dejen de utilizar las mascarillas artesanales de tela o las de tejido industrial, consideradas insuficientemente filtrantes, otra solicitud que ha levantado interrogantes y controversias.

Fuente: El Comentario