En sesión semipresencial, diputadas y diputados de todos los grupos parlamentarios conmemoraron el 104 Aniversario de la Promulgación de la Constitución de 1917. 

La Constitución ha recobrado su vocación social

De Morena, la diputada María de Los Ángeles Huerta del Río resaltó que se conmemoran 104 años de la primera Constitución que incluyó derechos sociales y establecer garantías individuales que evolucionaron a los derechos humanos. Hoy lo que se busca es corregir el rumbo, pues antes fueron olvidados, pero hoy son nuestra prioridad.

Las reformas constitucionales impulsadas en este nuevo régimen, dijo, son para recobrar la vocación social y el fundamento de los derechos de la ciudanía; por ello, “el Estado tiene la obligación de proporcionar educación hasta nivel universitario y la salud dejó de ser una mercancía para ser un derecho real”, subrayó la legisladora.

La Carta Magna ha permitido la igualdad nacional

Por el PAN, el diputado Marcos Aguilar Vega señaló que hoy se recuerda al destacado grupo de mexicanos “Los Constituyentes de 1917”, quienes más allá de las pugnas políticas tuvieron la visión de consolidar la República como hoy la conocemos y gracias a la cual se mantiene la igualdad nacional.

Resaltó que pensar en la Constitución es “pensar en reformas para alcanzar la paz social en cada rincón de la nación, para brindar mayor seguridad a la población en todos los sentidos, reformas para crecer y ser más competitivos y que México sea lo que todos deseamos: un país con futuro”.

Pensar qué legado legislativo dejaremos a futuras generaciones

Del PRI, la diputada Claudia Pastor Badilla hizo un llamado a aprovechar este día para dar una verdadera muestra de conmemoración del constitucionalismo mexicano y pensar en qué legado legislativo se dejará a las futuras generaciones. Dijo que la legitimidad de la Constitución depende de su capacidad para ofrecer respuestas adecuadas a nuestro tiempo.

Consideró que los aciertos y desaciertos del pasado reciente e histórico del país no deben ser utilizados para dinamitar o transgredir las reglas esenciales que rigen a toda democracia constitucional contemporánea. “El ejercicio pleno de los derechos humanos, las libertades y la separación de poderes son elementos fundamentales y fundacionales que escapan a las decisiones del gobierno en turno y a las mayorías parlamentarias”.

El espíritu de una Constitución es recoger el sentir de la nación

El diputado Benjamín Robles Montoya (PT) dijo que los momentos que vivimos este 2021 son de transformación y victoria. El espíritu de la Constitución es recoger el sentir de la nación, y nosotros hemos avanzado mucho para que la nuestra contenga la voz del pueblo. “Con la mano en la Constitución les digo: no hay tiempo para retroceder, vamos hacia el futuro, un futuro en paz para la patria”.

Expresó que honrar este febrero a la Constitución es dejar bien dibujadas las caras de la moneda. “Nosotros con la izquierda, con el bienestar del pueblo, con la justicia. Ustedes con el pasado y la corrupción que los identifica”.

Lograr evolución del país sin destruir sus instituciones: MC

La diputada Adriana Gabriela Medina Ortiz (MC) lamentó que, a casi 10 décadas y media de vigencia de la Constitución, hoy la división del ejercicio del poder público sólo ha estado por regla general escrita en la ley y la Carta Magna tiende a generar fórmulas abstractas de las que se han podido derivar poca o ninguna utilidad positiva. Invitó a que dentro de la celebración se dé la reflexión, la autocrítica y la corrección del rumbo.

“Estamos a tiempo de honrar al Constituyente de Querétaro, tanto desde el gobierno como en la oposición, siempre que nos decidamos a defender e impulsar la división de poderes demostrando que el federalismo no sólo es un membrete y plantando en nuestro trabajo la voluntad de integrar, de reunir las distintas visiones de la República, sin revanchismos, pero sin amnesias”.

Reconstruir un Estado con nuevas bases sociales

La diputada Carolina García Aguilar (Encuentro Social) señaló que desde hace 104 años la Constitución ha buscado consolidar a las instituciones que sustentan al país, aunque el combate a la pobreza, apoyo al campo y generación de fuentes de empleo e instituciones para resguardar derechos no han tenido mejoras sustanciales.

Se pronunció por reconstruir un Estado con nuevas bases sociales, un modelo económico solidario y justo; un sistema de salud fortalecido e instituciones que ofrezcan educación, seguridad, empleo y protección social. Planteó que la Federación y las entidades federativas fortalezcan la coordinación para mejorar la vida de 52 millones de mexicanos en situación de pobreza; impulsar la reactivación económica con condiciones de seguridad y recuperar los empleos perdidos.

Que la Constitución sea guía para superar las graves crisis

Del PRD, su coordinadora Verónica Beatriz Juárez Piña resaltó que “hoy más que nunca la Constitución de la República debe ser la carta fundamental que guíe las decisiones que debemos tomar para superar las graves crisis que padece el país; nuestro referente para impulsar los cambios que se requieren con urgencia y un recordatorio de lo que hemos sido, de lo que somos y de lo que queremos ser como nación”.

Enfatizó que la Constitución establece derechos y obligaciones “a las que todas y todos debemos apegarnos sin evasivas, ni subterfugios, en afán de atropellar las instituciones o imponer una visión moral que violente los derechos humanos”. Estimó que el mejor homenaje que se puede ofrecer es acatar sus mandatos y hacer cumplir las garantías.

Tenemos uno de los textos más antiguos, adecuado a la realidad

La diputada Zulma Espinoza Mata (PVEM) dijo que la Constitución de 1917, “sin duda alguna, es la primera constitución social del mundo y que surgió como resultado de un anhelo específico: estampar en la ley suprema lo logrado por la Revolución Mexicana”. Por eso, dijo, los principios de libertad e igualdad, pero fundamentalmente el de justicia social son los pilares que han sostenido a nuestra Carta Magna. 

Subrayó que la ley fundamental vigente establece los derechos y deberes que dan certeza y representan para el ciudadano la garantía de un Estado de derecho social y democrático, símbolo de legalidad y bienestar. “Celebremos con orgullo que contamos con uno de los textos constitucionales más antiguos del mundo, porque hemos tenido la capacidad y la virtud de reformarla y adecuarla a la realidad de nuestro tiempo”.