Ante los ojos del mundo, México es el peor país en manejar la pandemia por Covid-19, “gracias a la rampante incompetencia del subsecretario Hugo López-Gatell que solo busca reflectores”, acusó el senador priista, Manuel Añorve Baños durante la sesión ordinaria en la Cámara alta.

Hugo López-Gatell obviamente ha dejado a un lado las evidencias científicas y los llamados de las autoridades sanitarias internacionales, como la Organización Mundial de la Salud. “No sé qué más tiene que pasar para que López-Gatell se pueda ir, que renuncie López-Gatell, no es posible que se le haya dado un manejo de la pandemia y que los resultados sean desastrosos”.

En apoyo a la propuesta de Añorve, senadores de Movimiento Ciudadano, PAN y PRI se sumaron al exigir, por enésima ocasión, la renuncia de López-Gatell al que la legisladora panista, Alejandra Reynoso Sánchez, calificó como el “doctor muerte”.

Reynoso Sánchez pidió al Gobierno federal cambiar de estrategia en materia de control de la pandemia, nombrando a una persona que sí de la cara, que no mienta y reconozca cuando se equivoca y cuestionó: ¿Cuántas muertes más merecen la atención los señores de Morena?.

Martha Lucía Micher, Antares Vázquez Alatorre y Jesús Lucía Trasviña, de Morena, salieron en defensa de la mayoría legislativa y exigieron a la panista una disculpa pública por calificar al subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell como “doctor muerte”.

Lucía Micher refirió que López-Gatell trae la vida para los mexicanos, mientras “ustedes hacen politiquería”, refiriéndose a la oposición y reviró que los verdaderos “doctores muerte” son los expresidentes Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, quienes son responsables de cientos de miles de muertes y desapariciones; “no sean cínicos, espurios y corruptos defendiendo a ambos ex mandatarios”.

Verónica Delgadillo, de Movimiento Ciudadano, indicó que México vive una tragedia provocada por una serie de malas decisiones tomadas por este gobierno, que prefirió poner la política por encima de la vida de la gente.

“Una tragedia profundizada por dejar a un criminal al frente del manejo de la pandemia que no ha tenido la humildad de reconocer sus errores, corregir el rumbo y ha preferido quedar bien con su jefe que proteger la vida de las mexicanas y mexicanos”.

Ante ello, propuso crear una Comisión Especial de Seguimiento a la Política Nacional de Vacunación contra el Coronavirus, “porque las cosas no se están haciendo bien, no se están cumpliendo las metas que el mismo gobierno se puso, y si las cosas siguen como van, se tardarían más de 16 años en poder completar el proceso de vacunación”.

La priista Nuvia Mayorga presentó un Punto de Acuerdo para que el Gobierno federal presente un calendario de vacunación, porque se ve muy lejos que se cumpla la meta de inmunizar a todos los trabajadores del sector Salud de primera línea y peor aún, del resto de la población.