Durante el Parlamento Abierto “Iniciativa con Proyecto de Decreto por el que se reforman y adicionan diversas disposiciones de la Ley de la Industria Eléctrica”, funcionarios de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) sostuvieron que la iniciativa enviada por el Ejecutivo Federal garantiza la seguridad energética del país, es antimonopólica y fortalece el mercado eléctrico.

En el Parlamento Abierto participaron el director general de CFEnergía y CFE Internacional, Miguel Santiago Reyes Hernández; el director corporativo de Finanzas, Edmundo Sánchez Aguilar, y el abogado general, Raúl Armando Jiménez Vázquez.

Participación de los integrantes de la Comisión de Energía

El presidente de la Comisión de Energía, diputado Manuel Rodríguez González (Morena), pidió a los funcionarios de la CFE detallar la iniciativa respecto de su carácter antimonopólico y los protocolos de protección civil en las plantas hidroeléctricas para evitar inundaciones. Asimismo, preguntó cómo se entregan los subsidios a empresas privadas, cómo se manejan los certificados de energía limpia en el mercado eléctrico y si esto afecta la medición de la emisión de contaminantes por parte de la CFE.

El diputado Hernán Salinas Wolberg (PAN) cuestionó cómo se pueden garantizar costos más bajos al consumidor, si se abre la puerta a contratos discrecionales. “Cómo confiar nuestro consumo a una empresa que no quiere competir, sino que quiere todo lo contrario: un marco jurídico que le beneficie por encima de los demás productores del mercado”.  

El diputado Enrique Ochoa Reza (PRI) señaló que este Parlamento Abierto sirve para que se escuchen los unos a los otros, aclarar los puntos de vista de ambos lados y poder legislar de la mejor manera en favor de México. “Aquí nos une que queremos que se fortalezca la CFE, que las familias mexicanas tengan mejores costos de energía eléctrica, se cuide el medio ambiente y la salud pública”. 

Del PT, el diputado Gerardo Fernández Noroña comentó que este Parlamento Abierto es un intercambio donde hay puntos de vista diferentes. “Yo sí voy en el sentido de volver a ser de CFE la empresa pública que abastezca el cien por ciento el mercado nacional”. 

El diputado Jacobo David Cheja Alfaro (MC) dijo que en su bancada observan que la iniciativa tiene fallas de formas y fondo. “Tenemos la preocupación de que las opiniones y propuestas de los especialistas sean desestimadas a la hora de dictaminar”. Agregó que los costos reales en el despacho de energía no sólo deben considerar aspectos técnicos, sino también costos ambientales y daños a la salud de las y los mexicanos”. 

Por su parte, la diputada Zulma Espinoza Mata (PVEM) comentó que la producción y uso de energía es la principal causa del cambio climático. Consideró que las soluciones consisten en producir electricidad y combustible de manera sustentable y respetuosa con el medio ambiente. Preguntó cuáles son los planes de la CFE para aumentar su producción de electricidad a partir de energías renovables y cómo podría la iniciativa contribuir a cumplir las metas en esa materia. 

La diputada Mónica Almeida López (PRD) preguntó si se ha analizado el impacto en la salud pública que implica disminuir la calidad del aire al seguir produciendo la energía como se hace en la actualidad, qué recurso se tendrá que asignar para atender las enfermedades respiratorias, y cuáles son las soluciones tecnológicas mexicanas para propiciar el alcance de las celdas solares como un modelo de energía económica y limpia.

Iniciativa del Ejecutivo garantiza la seguridad energética del país

El director general de CFEnergía y CFE Internacional, Miguel Santiago Reyes Hernández, explicó que la iniciativa que reforma la Ley de la Industria Eléctrica busca garantizar condiciones equitativas de competencia y tiene como ejes rectores la planeación del sistema eléctrico nacional, la seguridad energética del país y la soberanía nacional.

Añadió que la reforma también prevé atender lo establecido en el T-MEC (Art. 14, Capítulo Inversión), toda vez que elimina las condiciones asimétricas de competencia al desaparecer la prohibición de comercio intrafirma y contratos bilaterales para la CFE, con la ejecución de contratos de entrega física, modifica los criterios de despacho a fin de reflejar los costos reales de generación, evitar la simulación (costos bajos de renovables) y la especulación.

Asimismo, elimina subsidios y políticas de dumping que favorecen a los privados sobre la CFE, plantea un trato equitativo para emisión de certificados de energía limpia entre CFE y particulares; además, se revisarán los contratos no rentables para la nación y el erario y eliminar la simulación y el fraude a la ley amparados bajo el régimen de autoabasto.

La iniciativa no está en contra de la libre competencia

El director corporativo de Finanzas de la CFE, Edmundo Sánchez Aguilar, mencionó que la iniciativa no está en contra de la libre competencia, ni de las energías limpias, ni a favor de los monopolios, ya que busca que el sector eléctrico tenga piso parejo para todos.

Reiteró que el objetivo de la reforma es poner fin al saqueo y eliminar la simulación, ya que el actual marco normativo no beneficia a los pequeños productores y a los consumidores, ya que todos los subsidios otorgados de la CFE son pagados por la ciudadanía; además, el sector esta monopolizado por un pequeño grupo de particulares.

Agregó que si se eliminaran los subsidios ocultos vía autoabasto, despacho que son otorgados a un “grupúsculo de hampones particulares, las tarifas no sólo no aumentarían al consumidor final, sino que podrían disminuir hasta un 30 por ciento, lo que equivale a 140 mil millones de pesos para beneficio del pueblo mexicano”.

La propuesta es antimonopólica y fortalece el mercado eléctrico

El abogado general de la CFE, Raúl Armando Jiménez Vázquez, expuso que la propuesta del Ejecutivo es antimonopólica, ya que pretende fortalecer el mercado eléctrico y que éste se mantenga libre de sesgos y deformaciones y se dote de plena igualdad de condiciones de competencia entre la CFE y las empresas privadas.

“Lejos de inhibir, impedir o coartar la competencia, la iniciativa tiene un sólido basamento constitucional al hacer efectivo el principio de la libre concurrencia y la libre competencia”, añadió.

Por ello, afirmó, es falso que con su aprobación se llevará al cierre del mercado eléctrico mayorista, que promueve el monopolio del Estado y que llevará a una expropiación indirecta, pues los competidores de la CFE seguirán manteniendo incólumes los derechos propietarios de usar, disfrutar y disponer de sus plantas de generación eléctrica.

Respuesta de funcionarios a legisladores

Al dar respuesta a las y los legisladores, los funcionarios comentaron que la CFE tiene una responsabilidad con el futuro del país al ser participante del mercado. 

Refirieron que si hay subsidios a privados y alguno de ellos no puede competir, afecta las finanzas de la empresa y del Gobierno, ya que se anclan a sus recursos, que podrían ser utilizados en diversos rublos como salud, empleo y educación. “Destinar recursos a estos subsidios implicaría un incremento a las tarifas”, señalaron. 

Comentaron que ya se tuvo una primera reforma energética y que se tiene que participar en ese mercado, pero en condiciones de equidad, respetando contratos bilaterales y construyendo un mercado en donde no haya especulación de precios. “Lo que no puede seguir ocurriendo es que la CFE siga financiando a empresas”.