El Servicio Nacional de Inteligencia (NIS) de Corea del Sur ha alertado este martes de que las autoridades norcoreanas habrían intentado llevar a cabo un ataque cibernético contra la empresa farmacéutica estadounidense Pfizer para obtener datos sobre el desarrollo de una vacuna contra la covid-19 y un posible tratamiento.

Según ha informado la agencia de noticias Yonhap, Pyongyang habría tratado de ‘hackear’ los servidores de la compañía para obtener información tecnológica, tal y como han señalado varios diputados. El diputado surcoreano Ha Tae Keung ha explicado así que Pyongyang habría tratado de “obtener tecnología relacionada con el tratamiento y la vacuna contra la covid-19 haciendo uso de herramientas propias de la guerra cibernética para hackear Pfizer”.

El líder del país, Kim Jong Un, ha insistido, no obstante, en que Corea del Norte, que se ha visto fuertemente aislada desde que cerró sus fronteras en enero para evitar una expansión del virus, no ha registrado casos de covid-19 en su territorio. Sin embargo, el cierre de las fronteras ha aumentado la presión sobre su ya debilitada economía, que tiene que hacer frente a sanciones a nivel internacional.

El espionaje digital contra los organismos de salud, los científicos de vacunas y los fabricantes de medicamentos se ha intensificado durante la pandemia de covid-19. El año pasado, presuntos piratas informáticos norcoreanos intentaron acceder en al menos a nueve organizaciones de salud, incluidas Johnson & Johnson, Novavax y AstraZeneca.

Los expertos en salud han señalado que estos piratas pueden estar más interesados en vender los datos de la vacuna robada que en usarlos para desarrollar una vacuna de cosecha propia.

Fuente: Reuters