El senador Ricardo Monreal Ávila informó que, tras varios días de negociaciones con todas las fracciones parlamentarias, la Secretaría de Gobernación, colectivos y la Fiscalía General de la República, se llegó a un acuerdo para que la FGR no abandone los mecanismos de protección de derechos humanos.

En entrevista, el coordinador del Grupo Parlamentario de Morena en el Senado indicó que esta modificación al proyecto de decreto, por el que se expide la Ley de la Fiscalía General de la República, se realizará a través de un adendum que se construyó entre distintos actores y ayudará a zanjar diferencias.

Además, subrayó que el Fiscal, Alejandro Gertz Manero, actuó con flexibilidad para lograr esta modificación, lo cual es una muestra de que se pueden lograr acuerdos cuando hay voluntad política.

El legislador confió en que este día se aprobará la Ley con un amplio consenso, ya que será un instrumento jurídico indispensable para hacer a dicho órgano más eficaz, reforzar su autonomía y fortalecerlo en su lucha contra la inseguridad que azota al país.

En cuanto a la controversia sobre la constitucionalidad de la reciente reforma a la Ley de la Industria Eléctrica, el senador sostuvo que lo que fue inconstitucional fue la reforma energética del 2013 y no las recientes modificaciones.

“Estoy seguro de que los jueces habrán de establecer, con toda seriedad, que se observe el principio constitucional”. El Congreso de la Unión hizo lo correcto, pues legisló para revertir la reforma que, en el 2013, se aprobó con sobornos.

El legislador consideró que la Suprema Corte de Justicia de la Nación será quien resuelva la constitucionalidad o inconstitucionalidad de la reforma a la Ley de la Industria Eléctrica.

Sobre la propuesta del Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, para modificar la Constitución y evitar controversias en esta materia, el legislador señaló que es viable, pero tendrá que conversarlo con todas las fracciones parlamentarias del Senado.

Con relación al paquete de reformas a leyes reglamentarias que envió el Ejecutivo, Monreal Ávila subrayó que son consecuencia de la Reforma Judicial de diciembre pasado, y que no tienen nada que ver con la controversia sobre la constitucionalidad en materia energética.

“No es un guiño para que la Corte resuelva en uno o en otro sentido”, son leyes que deben modificarse, puntualizó, pues de no hacerlo la reforma constitucional no sería aplicable. No se podían presentar la semana pasada pues apenas se aprobó la constitucionalidad de la reforma por 16 estados, informó.