El diputado Luis Mendoza Acevedo (PAN) se sumó a los exhortos ciudadanos, sociales y académicos que demandan a Morena no lucrar con las vacunas contra Covid-19 y usarlas con fines electorales a favor del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Esto, señaló en un comunicado, viene desde la ejecución de frases y elementos de comunicación que claramente van en contra de las normas establecidas en la vigente Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales.

“La propaganda institucional de Morena juega con la gente, ilusiona y crea futuros que no van a existir al vender ante la opinión pública una inmunización general a corto plazo, cuando únicamente son miles de vacunas diarias, en contraste con millones de dosis que aplican países como Estados Unidos”.

No es sano para nadie decir que las vacunas son regaladas por Morena, ya que es responsabilidad y obligación del Estado, garantizarlas sin importar el partido en el gobierno ni en turno. “Es proselitismo activo-político y debe ser revisado por el INE”.

Mendoza Acevedo precisó que la “delincuencia electoral” esta desatada en todas sus expresiones, se engaña al pueblo con publicidad clandestina sobre la pandemia, la cual tiene narrativas oportunistas sobre la salud de los mexicanos como si fuese una dádiva gubernamental.

“Es una estrategia no efectiva y no genera votos. Morena debe aprender a respetar la ley y no lastimar los sueños de la gente con promesas o acciones de gobierno que no son propias, sino vienen de una coyuntura mundial y el actual Estado tiene que ser objetivo”.

El diputado panista exhortó a las dirigencias nacionales, estatales y municipales de Morena, apegarse a resolutivos del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) sobre medidas cautelares del INE, y no desafiar al árbitro electoral que busca darles equilibrio a las próximas elecciones.

“Se tienen que respetar las decisiones de los magistrados y acatar las medidas que el INE ordenó a Morena para abstenerse de participar o promover de manera política, la vacuna contra el coronavirus, así como no relacionarse con los programas sociales”.

Recordó que desde el primer día de llegada de la vacuna a México a cargo de la Federación hubo anomalías desde la incertidumbre de a quiénes vacunar primero, el agandalle de dosis para amigos, políticos y familiares de Morena, así como el desorden en la aplicación de la misma en varias entidades del país.

“No estamos presuponiendo, sí hay un uso político de la vacuna, en todo el proceso de prevención y en el aparato sanitario para combatir la pandemia en México”, asentó.

Mendoza Acevedo sostuvo que el principio de vacunación universal no se está cumpliendo, ni respetando a los grupos prioritarios, tras las imágenes de diputados y presidentes de ayuntamientos que presumían haberse vacunado antes que los adultos mayores.