La conferencia mañanera de este miércoles marchaba festiva, dedicada a la bienvenida al presidente de BoliviaLuis Arce, hasta que un bombardeo de cuestionamientos sobre una presunta ejecución extrajudicial, hizo que la comparecencia regresara a la normalidad y a las problemáticas del país.

Tras un intercambio de datos de más de 10 minutos entre el periodista Eduardo Ledesma y el presidente Andrés Manuel López Obrador, éste último, visiblemente enrojecido, ofreció presentar, el viernes, un informe sobre la presunta ejecución extrajudicial, cometida por el Ejército.

La información de que se podría tratar del primer crimen de ese tipo en el actual Gobierno y, además, de que no se atendía a la familia de la víctima, que lleva más de un mes acampando afuera de Palacio Nacional, aguadó el ambiente festivo y frente al mandatario boliviano, López Obrador pasó de decir que tenía otros datos a ofrecer transparencia sobre esos hechos.

Antes de eso, AMLO recibió a su homólogo de Bolivia a las puertas de Palacio Nacional, y tras un breve diálogo privado, entraron al escenario de la mañanera.

Luis Arce reconoció que le guarda un lugar especial en su corazón a México, porque fue de los pocos países que le tendieron la mano a Evo Morales, a él mismo y otros políticos bolivianos, tras el golpe de Estado de 2019.

El mandatario boliviano recordó su estancia como refugiado en México, cuando salía a comer tortas o tacos, y tras platicar con los mexicanos de a pie, estos le mostraban su solidaridad.

Arce reconoció que los agentes económicos interesados en explotar el litio boliviano fueron unos de los impulsores del golpe de Estado, por lo que se congratuló de que ese mineral, con la llegada de su Gobierno, siga siendo de la nación.

Por su parte, sobre el tema del litio, López Obrador evadió responder si en sus planes está nacionalizarlo y sólo dijo que de ese y otros recursos naturales, se evitará su sobreexplotación.

El Presidente mexicano aprovechó para presumir que en México existen el acceso suficiente a vacunas para inmunizar a la población de forma universal y gratuita.

Incluso, pidió al canciller Marcelo Ebrard que explicara cómo se obtuvo el contrato de más de 77 millones de dosis de la vacuna AstraZeneca.

El canciller explicó que la sustancia activa se desarrolla en Argentina y el envasado en México, y de acuerdo con los avances, será a mediados de abril cuando estén listas millones de dosis para México y América Latina.

Al titular de Relaciones Exteriores también le tocó recordar el periplo que fue traer a Evo Morales a México desde Bolivia.

El funcionario reveló que si Paraguay hubiera retrasado más el permiso para que el avión de la Fuerza Aérea Mexicana recargara combustible, probablemente no se hubiera logrado rescatar al líder boliviano y lo hubieran detenido o algo peor.

Fuente: 24 horas