El exgobernador de Tamaulipas, Tomás Yarrington Ruvalcaba, se declaró culpable en Estados Unidos del delito de lavado de dinero y de haber aceptado más de 3.5 millones de dólares en sobornos, dinero que utilizó para comprar propiedades de manera fraudulenta en ese país.

A través de un comunicado, la fiscal federal interina Jennifer B. Lowery detalló que el exfuncionario mexicano admitió haber cometido el cargo de conspiración para cometer el mencionado delito en un tipo de esquema de pago.

Como parte de la declaración de culpabilidad, Tomás Yarrington admitió haber aceptado sobornos de personas y empresas privadas en México para hacer negocios con el estado de Tamaulipas en su administración, misma que duró de 1999 a 2005.

Según consta en el comunicado difundido por el Departamento de Justicia de Estados UnidosTomás Yarrington  “reconoció que sabía que era ilegal en México aceptar sobornos y ocultar más de 3.5 millones de dólares mediante la compra de bienes raíces, automóviles y otros artículos personales en Estados Unidos”.

La jueza federal de distrito Hilda G. Tagle aceptó la declaración y fijará la sentencia en una fecha posterior. Por lo pronto, el exgobernador de Tamaulipas enfrenta una sentencia que podría alcanzar hasta los 20 años de prisión.

La extradición de Tomás Yarrington a Estados Unidos

En abril de 2017, el exgobernador de Tamaulipas fue capturado en Italia mientras viajaba con un nombre y pasaporte falso, así como otros documentos de identificación.

Fue detenido mediante una orden de arresto provisional basada en la acusación emitida en mayo de 2013. Aunque impugnó la extradición, las autoridades italianas finalmente autorizaron su extradición a Estados Unidos, dónde llegó en abril de 2018.

Fuente: Uno TV