Las fracturas de falanges y huesos metacarpianos son las lesiones más frecuentes en la demanda de atención médica; por ello, es fundamental evitar accidentes o traumatismos. Entre sus cuidados se recomienda usar guantes de protección en el trabajo y no golpearlas en actividades cotidianas o al practicar deportes extremos.

La doctora María Trinidad Sánchez Ramírez, coordinadora Auxiliar Médico adscrita a la Oficina de Represtación Estado de México Oriente del Instituto Mexicano del Sesuro Social (IMSS), explicó que es indispensable tener medidas de seguridad en el área laboral para el cuidado de las manos, “por ejemplo, no usar anillos, relojes ni pulseras, capacitar al personal en prevención de accidentes y vigilar el mantenimiento de máquinas y herramientas”.

También, dijo, “se debe tener cuidado en deportes de alto impacto o extremos, además de no golpear objetos en situaciones de crisis porque causan lesiones traumáticas y ortopédicas que dejan secuelas irreversibles”.

Informó la doctora que de las lesiones atendidas las más comunes son traumáticas, “fracturas de falanges y metacarpianos, traumatismos combinados de huesos y tejidos blandos que involucran dos o más dedos, ocasionados por accidentes laborales, automovilísticos, deportivos o en el hogar”.

Otro tipo de lesiones con daños ortopédicos o enfermedades de la mano, en las que el Síndrome del Túnel del Carpo (es un estrecho pasaje rodeado de huesos y ligamentos en la palma de la mano) ocupa el primer lugar; en segundo, la inflamación en los tendones, y en tercero, la compresión de otros nervios.

El IMSS en el Estado de México Oriente efectúa operaciones de urgencia cuando existe riesgo de perder la extremidad o un dedo, al dañar un vaso sanguíneo que brinda aporte vascular a la mano;

cuando hay fracturas expuestas que requieren aseo y manejo con antibióticos, así como lesiones combinadas que deben atenderse inmediatamente.

La especialista Sánchez Ramírez detalló que la rehabilitación es una piedra angular del tratamiento y comienza en el postoperatorio con la movilidad temprana de la extremidad, a fin de recuperar la sincronía del cerebro con la mano, mejorar la fuerza, destreza y el movimiento.