En la comunidad de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEMex) es imperativo que la palabra “diferencia” tenga una connotación relacionada con la riqueza que representa la convivencia con el otro, afirmó la aspirante a Rectora de la máxima casa de estudios mexiquense, Yolanda Ballesteros Sentíes.

En el marco de sus comparecencias en la Facultad de Contaduría y Administración y el Instituto de Estudios Sobre la Universidad, la primera mujer registrada formalmente en la contienda para dirigir la institución, recalcó que es fundamental que en ésta se viva cotidianamente una fuerte y arraigada cultura de respeto al otro.

Además explicó que, como Rectora, pondrá en marcha una estrategia transversal para fomentar la cultura de la igualdad y establecer una política de inclusión en cada uno de los campus con los que cuenta la institución en prácticamente todas las regiones de la entidad.

Subrayó que el Estatuto Universitario establece en su capítulo Uno, que entre los deberes de las personas que integran la comunidad de la máxima casa de estudios está respetar la integridad intelectual, Ideológica y moral del individuo y de la sociedad, por ello, recalcó, es necesario que se regrese a la esencia misma del deber ser universitarios, procurando la congruencia y aplicando la cero tolerancia ante cualquier comportamiento que pueda vulnerar la integridad física, mental o moral de cualquier hermana o hermano universitario.

Generar una cultura de respeto a la diversidad, insistió, implica comprender la diferencia y concientizar a las y los universitarios de que precisamente esa diferencia nos permite contar con una pluralidad que enaltece a la institución y da a quienes egresan de ésta los valores que les distinguirán en cualquier ámbito que se desarrollen.

Finalmente, Ballesteros Sentíes afirmó su convicción de defensa de la autonomía, pues, dijo, la universidad es un ente cuya soberanía debe prevalecer ante cualquier poder político o económico.