El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, aseguró que de no ser necesaria no se llevará a cabo una reforma constitucional en materia de energéticos, tras ser cuestionado sobre la iniciativa de reforma a la Ley de Hidrocarburos que envió a la Cámara de Diputados.

“Ha quedado claro que no se va a llevar a cabo si no es necesario, una reforma constitucional en materia de energéticos, se van a respetar los contratos, incluso en este asunto, los que tienen los contratos se les van a respetar los 70 contratos vigentes, nada más que ya no vamos a dar más contratos si se aprueba la ley porque tenemos que proteger a Pemex para garantizar el abasto de gasolinas, no podemos estar dependiendo del extranjero“, aseguró este lunes en conferencia matutina.

El mandatario aseguró que la iniciativa enviada es fundamentalmente para evitar el contrabando de hidrocarburos.

“Porque en el gobierno anterior, en el marco de la llamada reforma energética que se aprobó, no lo olvidemos (…) se aprobó con sobornos que entregaron a legisladores”, dijo.

“Imagínense que se aprueba una reforma tan importante para el país porque se entregaron bloques para la expropiación a empresas extranjeras, se entregaron concesiones para la explotación de la industria eléctrica, para la generación de electricidad y hubo dinero de por medio para sacar los votos”.

Recordó que con dicha reforma se aprobó la entrega de concesiones “a diestra y siniestra” para la importación de combustible.

“Por eso enviamos esta iniciativa, para poner orden, se acaba la robadera y a veces cuesta trabajo entenderlo y aceptarlo pero ni modo que sepamos de delitos y nos quedemos callados”, aseguró.

Fuente: latinus