El periodo de vacaciones de Semana Santa, que comprende del 29 de marzo al 11 de abril, dejará una derrama económica de hasta 26 mil 500 millones de pesos, estimó la Cámara nacional de Comercio, Servicios y Turismo.

Pese a las advertencias de las autoridades sanitarias en torno a una posible tercera ola de contagios por Covid-19, esta cámara empresarial estimó que México recibirá a 7 millones de paseantes en distintos destinos turísticos del país.

José Manuel López Campos, presidente de este organismo empresarial, refirió que estos números representan una perspectiva positiva, luego de haber tenido un año con un sector turístico paralizado debido a la pandemia.

Aun así, dijo que estos números se encuentran muy por debajo de los números registrados en 2019, cuando se registraron ingresos por hasta 52 mil 893 millones de pesos, así como la afluencia de cerca de 14 millones de personas.

 De acuerdo con el líder empresarial, para los primeros días de vacaciones se espera una derrama en el sector terciario de 21 mil 150 millones de pesos, con una movilización de 5.6 millones de turistas, de acuerdo con las proyecciones de la Secretaría de Turismo.

En tanto, para la semana de Pascua, la derrama sería de casi 5 mil 290 millones de pesos con 1.4 millones de visitantes.

Estimó que 5.35 millones de mexicanos salgan a algún destino en México, y 1.67 millones de los turistas serán extranjeros.

López Campos dijo que las vacaciones de Semana santa serán un gran pretexto para avanzar en la recuperación económica del sector turístico de México, así como para comprobar la eficacia de protocolos sanitarios y medidas preventivas implementadas.

En ese sentido, indicó que lo más importante será la responsabilidad y solidarias de todos para el cumplimiento de recomendaciones y medidas sanitarias complementarias, pues no habrá una recuperación económica sostenible si la cifra de contagios vuelve a tener un incremento.

Fuente: Eje Central