Un comando armado privó de su libertad al candidato a la alcaldía de Tihuatlán, Gregorio Gómez Martínez, en la zona norte del estado de Veracruz acusó el exdirigente estatal del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Jesús Velázquez.

Indicó que hombres armados llegaron, a bordo de una camioneta, al negocio de Gregorio Gómez y se lo llevaron por la fuerza, por lo que teme por su seguridad.

“Llegan en un vehículo hombres armados, aproximadamente de ocho a 10 hombres armado y lo sacan del interior de su negocio donde estaba él laborando y en presencia de algunos empleados que estaban ahí”, señaló.

Velázquez exigió al gobernador del estado de Veracruz y a las fuerzas del orden que garanticen la seguridad de todos los aspirantes a algún cargo de elección popular en Veracruz, así como la localización con vida de Gregorio Gómez lo antes posible.

Acusó que el Gobierno del estado está incurriendo en actos de violencia política en contra de los partidos políticos opositores y sus integrantes, lo cual no puede ser tolerado.

“El gobierno debe de hacer su trabajo, debe de garantizar la seguridad de todos los candidatos, el propio gobernador firmó un pacto de civilidad con algunas fuerzas políticas que así lo consideraron, diciendo que se iba a garantizar la seguridad, cosa que no ha pasado”, aseveró el exdirigente.

De acuerdo con algunas versiones extraoficiales, Gregorio Gómez Martínez podría haber sido sujeto de una detención por parte de las corporaciones policiales; sin embargo, ni la Secretaria de Seguridad Pública ni la Fiscalía General del Estado han dado alguna versión oficial al respecto.

Algunos medios locales incluso reportaron la movilización de policías estatales y Fuerza Civil, quienes habrían acordonado el lugar de los hechos.

Amenazas contra candidatos

Por su parte, el dirigente estatal del PRI en Veracruz, Marlon Ramírez, denunció que el aspirante a la alcaldía de Carlos A. Carrillo, Onan Hernández, fue amenazado para dejar la contienda electoral.

Apuntó que hubo algunos destrozos en una propiedad del aspirante a la presidencia municipal.

“Fue agredido en su propiedad, y por mensajes en los que le piden que se retire de la contienda y eso nos preocupa, por el clima de inseguridad que se respira en el estado de Veracruz”, declaró.

No es el primer ataque en contra de políticos que se da en últimas fechas en el estado de Veracruz.

El 15 de febrero, Gladys Merlín, exalcaldesa de Cosoleacaque, y su hija, fueron asesinadas. El lunes 6 de abril el alcalde de Chinameca reportó que su domicilió fue rafagueado.

Fuente: El Financiero