El apoyo a la investigación en la Universidad Autónoma del Estado de México debe ser contundente y apegado a las necesidades reales de quienes se dedican a esta actividad sustantiva, por lo que se hace necesario un diagnóstico de las condiciones en que se realiza investigación en cada espacio académico. Asimismo, es prioritario generar las condiciones para no solamente mantener, sino incrementar el número de profesores de tiempo completo que pertenecen al Sistema Nacional de Investigadores (SNI), afirmó la aspirante a Rectora de la institución, Yolanda Ballesteros Sentíes.

Los investigadores de la UAEMex, dijo, deben recibir los estímulos necesarios para aumentar su producción, y enfatizó que será su labor como Rectora gestionar los recursos necesarios para que puedan realizarse más proyectos con financiamiento, y para que, además, se lleven a cabo investigaciones de impacto social, con miras a proyectar a la institución como ejemplo de trabajo intra e interdisciplinarios, que redunde en beneficios para la sociedad a la que la institución se debe.

Explicó que contar en la UAEMex con integrantes del SNI es una de las grandes cartas de presentación de la institución, pero destacó la necesidad de estimular la investigación para lograr no solamente que se mantengan quienes ya han ingresado, sino para estimular un crecimiento sustancial en el número de estos.

De acuerdo con datos de la Agenda Estadística universitaria, dijo, en 2017 el total de investigadores incluidos en dicho sistema era de 489; el incremento en cuatro años ha sido de 43 integrantes, es decir que la UAEMex, cuenta con 532 profesores en el SNI, por lo que se hace necesario el apoyo para que cada vez más investigadores puedan entrar a dicho sistema, no solamente como parte de su desarrollo personal, que es muy importante, sino para beneficio de la institución.

La investigación como función sustantiva de la UAEMex, insistió, debe ser atendida desde la Administración Central con acciones que permitan a quienes desarrollan dicha actividad, concentrarse verdaderamente en ésta, con un equilibrado número de horas dedicadas a la docencia, para lo cual, se hace necesario que también haya personal docente de asignatura que cuente con las condiciones necesarias para cumplir sus funciones adecuadamente, apoyando con ello a quienes dedican en mayor medida su tiempo y su esfuerzo a investigar.

En este sentido, señaló la necesidad de que en cada espacio universitario se realice una revisión de los perfiles del profesorado, con miras a distribuir mejor la carga horaria, lo que será además un estímulo para aquellas personas que tienen una vocación más marcada hacia la docencia.

Agregó que resulta importante llevar a cabo una revisión estructural para determinar de qué manera se deben distribuir entre las y los profesores las labores de tutoría, asesoría, investigación y docencia, sobre todo considerando que, en algunos espacios académicos, las y los docentes se ven obligados a realizar tareas administrativas, situación que debe atenderse como una evidente área de oportunidad para mejorar las condiciones de las y los investigadores, concluyó.