Los municipios con sequía se triplicaron durante en el último año, al pasar de 422 a mil 319, y las zonas más afectadas son el norte y centro del país.

Así lo revelan los reportes más recientes del Monitor de Sequía de México, instrumento de medición del Servicio Meteorológico Nacional (SMN), al corte del 15 de abril, cuando se registró un aumento de municipios con sequía del 212.5%, en comparación con el mismo periodo de 2020.

Se destaca una situación crítica en Sonora, Durango, y Sinaloa; mientras que, en contraste, Campeche, Tabasco y Quintana Roo no tienen áreas afectadas o sus porcentajes de sequía son mínimos.

El reporte detalla que 14 entidades, cuyos municipios no presentaban sequía en 2020, ahora registran algún grado de este fenómeno climático.

Tal es el caso de Sonora, donde actualmente 71 de sus 72 localidades; es decir, 98.6% de su territorio padece dicha problemática; y le siguen Tlaxcala (98.3%), Guerrero (88.9%) y Ciudad de México (81.3%).

En su clasificación más severa, este fenómeno climático puede ocasionar pérdidas generalizadas de cultivos o pastos, incrementa el riesgo de incendios y ocasiona escasez total de agua en embalses, arroyos y pozos, resalta la Comisión Nacional del Agua (Conagua) en su sitio web.

Al respecto, el coordinador del SMN, Jorge Zavala, expuso en días pasados que el fenómeno climático de La Niña afectó las precipitaciones, por lo que el cierre del año pasado fue muy intenso con varios huracanes, pero al mismo tiempo se tuvo déficit de lluvias en el centro y norte del país.

Situación que continuará, explicó, al menos lo que resta del mes y mayo, pues se prevé que las lluvias lleguen en junio próximo.

Se publicó en días pasados que 210 presas principales del país se encontraba en 45% de su capacidad de almacenamiento al 14 de abril.

“Mucho se ha hablado de que las presas están en lo más bajo; hay que recordar que en este momento estamos en una época de secas… estamos por arriba de situaciones en las que hemos estado más bajo. El asunto es que hoy en día lo que ha crecido es la demanda de agua y esto también pone una mayor presión en el recurso”, expresó la titular del organismo, Blanca Jiménez, la semana pasada.

Aunado a dichas condiciones, destacó Conagua en un comunicado, el calor en la República mexicana no ha dado tregua, pues se reportaron temperaturas máximas arriba de 35 grados Celsius en regiones puntuales del oriente, occidente, sur y sureste.

“En el municipio de Eduardo Neri, Guerrero, se llegó a 44.9 grados Celsius, lo que representa la temperatura máxima histórica para el mes de abril en esa región”.

CASI TODO EL PAÍS

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) informó que, del 31 de marzo al 15 de abril, el porcentaje del territorio nacional afectado con la sequía se incrementó de 83.92% a 84.96%.

FENÓMENO GOLPEA A LA ECONOMÍA, ADVIERTE

Jorge X. López

La sequía en el norte del país ocasionará este año, solo en Chihuahua, la muerte de un millón de cabezas de ganado y ha elevado el costo de alimentos básicos, aseveró el diputado federal Eraclio Rodríguez (PT).

Afirmó que, contrario a otros estados en los que sólo hay afectación por regiones, en Chihuahua prácticamente todo el territorio estatal está sufriendo las consecuencias del fenómeno.

El legislador aseguró que en esa entidad el kilo de tortilla se vende en un promedio de 19 pesos y en algunos sitios se cotiza hasta 22, y esto es consecuencia de los efectos de la sequía al haber cultivos menos productivos o que simplemente se pierden.

“Chihuahua produce mucho maíz para el ganado y al no haber, los ganaderos comprar en Sinaloa, pero ahora estamos batallando con el país para las tortilla. Aquí la tortilla se vende hasta en 22 pesos.

“Otra cosa muy grave es la disminución del hato ganadero, hay una mortandad tremenda, no hay alimento, el que se logra conseguir es muy mala calidad y se está muriendo mucho ganado”, expuso.

Rodríguez consideró que la última sequía grave que tuvieron fue en el periodo 2007 a 2011, “fueron tres años muy duros, muy pesados, pero yo no lo había sentido tan fuerte como hoy”.

El petista criticó que ningún orden de Gobierno ha tomado acciones para mitigar los efectos de la sequía, para lo cual, dijo, se necesitarían, solo para ese estado, mil 400 millones de pesos para ayudar a la población en riesgo de padecer hambre y a los agricultores en peligro de perder animales, cultivos y hasta semillas.

Recordó que en la sequía de 2011, luego de varias manifestaciones y realizar la marcha del hambre que llegó hasta la Ciudad de México, se logró obtener 700 millones de pesos para la atención de la emergencia por la sequía de esos años.

Fuente: 24 horas