El Senado aprobó por unanimidad de 116 votos el proyecto de decreto sobre el reconocimiento mutuo y la protección de las denominaciones de las bebidas espirituosas entre México y el Reino Unido de la Gran Bretaña e Irlanda del Norte.

Con ello, respaldaron los mecanismos para proteger las denominaciones de bebidas mexicanas como: tequila, mezcal, bacanora, raicilla, charanda y sotol; y las de origen británico: Scotch Whisky, Irish Whiskey, Irish Cream y Irish Poteen/Irish Poitín.

Durante la sesión a distancia de este jueves, los legisladores coincidieron en que este tratado cumple con las disposiciones constitucionales para su aprobación, así como con la Ley sobre la Celebración de Tratados en Materia Económica.

Este instrumento internacional es facilitar y promover intercambios comerciales de bebidas espirituosas sobre la base de los principios de no discriminación y reciprocidad.

El senador Héctor Vasconcelos enfatizó que para nuestro país las relaciones con Reino Unido siempre han sido de gran importancia, pero tras su salida de la Unión Europea es necesario restablecer un nuevo esquema de colaboración.
Con su aprobación, se establece un Comité Conjunto para detectar posibles violaciones a las denominaciones de bebidas espirituosas mexicanas en el mercado británico, o viceversa; y se buscará una solución para asegurar la protección efectiva de las mismas.

Entre los compromisos del acuerdo, destaca facilitar y promover el comercio bilateral de bebidas espirituosas bajo los principios de no discriminación y reciprocidad; garantizar que las denominaciones protegidas se reserven exclusivamente a las bebidas espirituosas de cada Parte del acuerdo, y que éstas sólo puedan utilizarse conforme a las regulaciones del país de donde son originarias.

En este sentido, el acuerdo protegerá a las bebidas espirituosas contra la usurpación, promoviendo el respeto a los derechos de propiedad intelectual y el prestigio de las denominaciones de origen mexicanas en el extranjero. Esto beneficiará tanto a productores como a consumidores, y desincentivará la competencia desleal.

Fuente: Capital México