Las personas que se dedicaban a trabajar en las actividades terciarias descendieron 1.9 millones este primer trimestre del año frente al mismo periodo del 2020, siendo el sector comercio el que registró el mayor impacto, como consecuencia de la crisis sanitaria generada por el Covid-19, reveló el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

De acuerdo con su Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), en estos mismos periodos, las actividades comerciales tuvieron una reducción de 712 mil empleados, mientras que el sector de restaurantes y servicios de alojamiento fue otro de los más afectados por la pandemia, con una caída en su población ocupada de 656 mil personas.

Aunado a esto, las personas ocupadas en micronegocios fue otro de los rubros que más salidas de personal trabajador reportaron, ya que estos tuvieron una reducción de 924 mil empleados. De estos, específicamente, las unidades económicas con establecimiento, registraron una disminución de 537 mil personas ocupadas.

De acuerdo con las cifras del INEGI, las mujeres fueron las más afectadas, ya que se observó la salida laboral de 825 mil mujeres que trabajaban en estos micronegocios el primer trimestre del 2021 frente al igual periodo un año antes, mientras que la cifra en hombres fue de tan solo 99 mil trabajadores menos.

Asimismo, en la situación según sexo, los hombres ocupados en el ámbito no agropecuario reportaron una disminución de 793 mil y las mujeres en el mismo ámbito una reducción de 1.6 millones en los mismos periodos.

En tanto, la población ocupada en el sector informal, fue al primer trimestre de este año de 29.2 millones de personas, y pese a que hubo una reducción de 1.6 millones este primer trimestre del 2021 en comparación con el igual periodo del 2020, este segmento no dejó de representar el 55.1% del total de la ocupación del país.

El INEGI define a la población informal como “tanto a los ocupados que son laboralmente vulnerables por la naturaleza de la unidad económica para la que trabajan, como aquellos cuyo vínculo o dependencia laboral no es reconocido por su fuente de trabajo”.

Fuente: 24 horas