El Comité Olímpico Internacional (COI) se mostró hoy optimista sobre Tokio 2020 y se ofreció a facilitar personal médico que acompañe a los comités nacionales para ayudar en la asistencia e implementación de medidas anticovid en la Villa y en las sedes de las distintas competiciones, como respuesta frente al rechazo de los médicos locales de atender a los participantes durante los Juegos Olímpicos.

Asegurar el personal e instrumental médico necesario para cubrir las posibles necesidades de los participantes durante los Juegos Olímpicos es uno de los grandes retos pendientes del COI y Tokio 2020, ante los llamamientos  para su cancelación por parte de la comunidad sanitaria japonesa, asfixiada por la cuarta ola de covid en el país.

Thomas Bach, presidente del COI, dio pocos detalles, hablando a distancia en la apertura de tres días de reuniones entre el Comité Olímpico Internacional y los organizadores locales. 

El presidente del COI dijo que la ayuda vendría de varios comités olímpicos nacionales y el personal médico estaría disponible en la villa olímpica y las instalaciones deportivas de Tokio.

En su discurso de 12 minutos, Bach intentó asegurar al público japonés y a los atletas que irán a Tokio que el COI celebrará Juegos Olímpicos “seguros y protegidos” en medio de la pandemia.

“Por razones obvias, todavía no podemos darles (a los atletas) todos los detalles, pero el principio más importante es muy claro: la Villa Olímpica es un lugar seguro y los Juegos Olímpicos y Paralímpicos se organizarán de manera segura”, dijo Bach.

ACEPTAN AYUDA

La presidenta del comité organizador de Tokio 2020, Seiko Hashimoto, agradeció y aceptó el ofrecimiento del COI,. Señaló que seguirán analizando cómo llevarlo a cabo.

Hashimoto reveló que uno de los entrenadores que llegó en abril a Japón para pruebas de los Juegos dio positivo en Covid-19 en el aeropuerto. Fue trasladado a instalaciones designadas por el gobierno sin mayores contratiempos, un caso que citó como buen ejemplo de los protocolos anticovid implementados.

“Los Juegos de Tokio se enfrentan a una situación sin precedentes, que es la pandemia de covid”, señaló Hashimoto. Dijo que espera que las adversidades y medidas adoptadas para la ocasión sirvan de “legado para las generaciones futuras” ante nuevos retos.

VACUNADOS

Bach estimó que el 80 % de los deportistas y miembros de comités que se alojarán en la Villa Olímpica llegarán vacunados a Japón.

“En este momento el 75 % de los residentes de la Villa Olímpica están vacunados o se han asegurado la vacuna“, dijo Thomas Bach. En la apertura de la Comisión de Coordinación, aseguró que tienen “buenas razones para creer que la cifra alcanzará el 80 % para los Juegos”.

A 65 días de su inauguración, los Juegos no tienen aprobación entre los japoneses por temor a que empeoren la propagación de covid-19. Bach envió un mensaje de tranquilidad y dio cuenta de los eventos deportivos celebrados hasta ahora “sin que ninguno haya sido propagador del virus”.

El presidente del COI afirmó que “los atletas están listos para realizar sacrificios“, como someterse a cuarentenas, test diarios o limitar sus movimientos y contactos. Dijo que los Juegos cuentan “con una herramienta adicional” que no estuvo disponible en eventos recientes, la vacunación.

El COI anunció hace una semanas un acuerdo con la farmacéutica Pfizer para proveer vacunas a los atletas de Tokio 2020 que así lo desearan; señaló que en este sentido están viendo “un buen progreso“, pese a que la vacuna no es obligatoria.

Fuente: EFE