Al menos trece personas han muerto, y dos niños están heridos de gravedad, al precipitarse al vacío una cabina del teleférico alpino que conecta las estaciones de Stresa y Mottarone, junto al lago Maggiore en la región italiana de Piamonte, en el norte del país. 

El accidente, provocado aparentemente por la rotura de un cable de sujeción de la cabina, se produjo en torno a las 13.00 horas locales (11.00 GMT) y en uno de los puntos más altos del teleférico, mientras los equipos de rescate de montaña y los bomberos se encuentran en la zona, según informan medios italianos.

Los dos menores en estado grave, de 9 y 5 años, han sido trasladados en helicóptero hasta el Hospital Reina Margarita de Turín, donde están siendo intervenidos por numerosas fracturas y traumatismos.

“Los testigos escucharon un fuerte silbido y luego vieron que la cabina retrocedía rápidamente para luego precipitarse en el momento del impacto contra el pilar”, ha asegurado Marcela Severino, la alcaldesa de la vecina localidad de Stresa, en declaraciones al canal Sky Tg24.

El accidente tuvo lugar a 300 metros de la estación de llegada, en Maottarone, y a 1.490 metros de altitud, cuando cedió el cable y la cabina se estrelló contra un bosque.

El teleférico había sido cerrado en 2014, completamente renovado y vuelto a reabrir en 2016. Tras los meses de confinamiento por la pandemia, había reabierto sus puertas el pasado 24 de abril.

Fuente: rtve