El coordinador parlamentario de Morena en el Senado de la República, Ricardo Monreal Ávila advirtió que, ante la orden de aprehensión girada contra su gobernador, Francisco Javier García Cabeza de Vaca, Tamaulipas se encuentra en una crisis institucional que urge atender, por lo que “no son válidos los alegatos facciosos ni la confrontación partidista que la prolonguen”.

En un mensaje publicado en redes sociales, consideró que “la autoridad debe buscar soluciones consensuadas y actuar con objetividad”, pues el estado merece reencauzarse y que se respete la ley.

Monreal Ávila también explicó que hay una razón lógica para que un juez de control haya otorgado la orden de aprehensión en contra del mandatario estatal, a quien la Cámara de Diputados le retiró la inmunidad procesal por el delito de defraudación fiscal equiparada, pero que también es acusado por delincuencia organizada y lavado de dinero.

“No se requiere ser adivino” para expresar eso, porque se trata de un proceso normal, consecuencia jurisdiccional de los hechos, afirmó en entrevista de medios.

“Pero, en todo caso, si no fuera así ¿por qué se esconde el gobernador, por qué no da la cara y cumple otras funciones que le tiene encomendada la Constitución a quien es señalado como presunto responsable”, cuestionó Monreal Ávila.

Señaló que si no es real la orden de aprehensión, como algunos argumentan, que García Cabeza de Vaca se conduzca con transparencia, que acuda a las oficinas de gobierno, que se presente a la Fiscalía General de la República o al juzgado de control para reclamar que “no existe” esta medida en su contra.

El presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) del Senado destacó que desde hace muchos años no se giraba una orden de aprehensión, por un juez penal o juez de control, contra un gobernador de una entidad federativa, por distintos delitos que van desde la delincuencia organizada hasta la probable comisión del delito de lavado de dinero o defraudación fiscal.

Dijo que es relevante la restricción migratoria y la alerta roja solicitada por las autoridades, para que el mandatario estatal pueda ser detenido en cualquier parte del mundo para efectos de extradición.

El senador de Morena consideró que en este momento clave es necesarios tener confianza en las instituciones, “pues esta crisis tiene que ser resuelta a fondo y con rapidez”. Por lo pronto, insistió, se puede atender por los canales institucionales o con la intervención del Senado de la República, a través de la desaparición de poderes.

Monreal Ávila reiteró su llamado para resolver la crisis de Tamaulipas por medio de un arreglo institucional, por un acuerdo de consenso entre las partes involucradas.

Fuente: El Universal