A petición de la Fiscalía General de la República (FGR), la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) hizo una revisión de las cuentas bancarias de los expresidentes Carlos Salinas de Gortari, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto. De acuerdo con información del diario El Universal publicada este martes, la indagatorias sobre las finanzas de los exmandatarios forman parte de las investigaciones que se siguen en torno al entramado de corrupción del caso Odebrecht y la posible entrega de sobornos de esa empresa para avalar la reforma energética, promovida durante el sexenio de Peña Nieto (2012-2018).

El diario señaló que la información financiera de los tres expresidentes fue entregada al Ministerio Público federal, para que sea integrada a la investigación que actualmente está en curso por la denuncia de hechos que Emilio Lozoya, exdirector de Pemex, presentó ante la FGR en 2020. En esa denuncia, Lozoya involucró a más de 70 exfuncionarios en la trama de corrupción vinculada con Odebrecht. ‘Desde noviembre de 2020, la FGR solicitó a la UIF información sobre 19 de los 70 denunciados por Lozoya’, publicó El Universal . Según se apunta en la nota, la FGR también solicitó revisar la información financiera de Luis Videgaray, exsecretario de Hacienda; de Francisco García Cabeza de Vaca y Miguel Barbosa, exsenadores y gobernadores de Tamaulipas y Puebla, respectivamente, así como de los excandidatos presidenciales José Antonio Meade y Ricardo Anaya.

Las cuentas bancarias de David Penchyna, exdirector del Infonavit; Carlos Treviño Medida, exdirector de Pemex, y de los exlegisladores del PAN Salvador Vega Casillas, Ernesto Cordero y Jorge Luis Lavalle también fueron indagadas por la UIF. Fuentes informaron a El Universal que las finanzas de Meade y de Barbosa no presentaron irregularidades. Apenas este lunes, el portal Animal Político reveló que la FGR alista una denuncia contra Peña Nieto y Videgaray, por supuestamente haber conformado una asociación delictiva, mediante la cual ambos exfuncionarios canalizaron de abril de 2013 a agosto de 2014 casi 100 millones de pesos en sobornos a legisladores, entre ellos, Ricardo Anaya. Jorge Luis Lavalle es hasta el momento el único político detenido por las investigaciones derivadas de la denuncia presentada por Lozoya hace un año.

Fuente: expansión política