La Fiscalía General de la República (FGR) capturó a Florian Tudor, el “Tiburón”, presunto líder de la mafia rumana que clonaba tarjetas en México. Su detención provisional, con fines de extradición, habría sido en Quintana Roo, su principal centro de operación en el país. A él y a sus secuaces se les conoce como la “Banda de la Riviera Maya”.

Al respecto, el titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF)Santiago Nieto, explicó que el rumano es investigado por la dependencia que él encabeza, en coordinación con diferentes instituciones.

Florian Tudor, el “Tiburón”, se le sigue por delitos de delincuencia organizada, extorsión y tentativa de homicidio agravado.

La detención de Florian Tudor

De acuerdo con los primeros reportes, durante la diligencia de aprehensión de Florian Tudor, el “Tiburón”, un agente del Ministerio Público Federal intentó obstaculizarla mientras que el abogado del hoy detenido agredió a golpes a los agentes de la Policía Federal Ministerial.https://d-294594938612786228.ampproject.net/2105150310000/frame.html

Se informó que ambos individuos también fueron sometidos y detenidos, para ponerlos a disposición del Ministerio Público Federal, por los delitos que correspondan.

¿Cómo operaba la mafia rumana?

Hace meses quedo al descubierto  un grupo del crimen organizado, al que denominaron Banda de la Riviera Maya, que robó miles de millones dólares a turistas a través de cajeros automáticos.

Las organizaciones Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI), Organized Crime and Corruption Reporting Project (OCCRP), Quinto Elemento Lab, encontraron que la mafia rumana opera a través del skimming, es decir, la alteración de cajeros automáticos para poder clonar tarjetas bancarias y disponer del dinero en efectivo.

Se estima que la organización delictiva comandada por Florian Tudor, el “Tiburón”, ha logrado robar hasta mil 200 millones de dólares usando una red de cajeros automáticos modificados con skimmers en algunas de las zonas turísticas más importantes de México, y se habla que podrían tener hasta 100 cajeros en varias partes del país desde 2012.

¿Qué hacen los skimmers?

Los skimmers son dispositivos usados para leer la banda magnética de las tarjetas bancarias. Estos se colocaban en los cajeros automáticos y captaban también la clave del usuario bancario, información con la cual le era posible hacer el retiro de efectivo y la realización de compras.

De acuerdo con autoridades el skimmer se coloca en la ranura del cajero automático, por el que se inserta la tarjeta. Una vez dentro, esta máquina lee la banda magnética de la misma, para obtener el número del plástico, fecha de expedición, nombre del titular y número de seguridad.

Fuente: Uno Tv