El Fiscal Especial para Delitos Electorales (FEDE), José Agustín Ortiz Pinchetti, informó que hasta ahora la institución cuenta con alrededor de 900 denuncias presentadas en lo que va del proceso electoral, pero al final sólo 200 serán investigadas por autoridades federales.

“En este momento tenemos presentadas, tanto por vía directa como a través del teléfono o el medio electrónico, más o menos 900 denuncias y el cálculo que hacemos es que rebasarán las mil denuncias. Si sigue la proporción en la que va de denuncias desechadas o incompetentes, vamos a tener aproximadamente, unas 200 denuncias, así de pequeño se volverá el universo de las denuncias” señaló el titular de la FEDE.

Luego de lamentar la violencia contra los políticos, Ortiz Pinchetti reconoció que las denuncias en el ámbito federal son muy pocas porque muchas se han tenido que trasladar al ámbito estatal.

El fiscal rechazó que los hechos violentos, que alcanzan ya 34 homicidios de candidatos o aspirantes a un cargo de elección, vayan a incidir en los resultados electorales.

En esencia, lo que puedo decirles es que el proceso va fluyendo, va bien, y que son lamentables los actos de violencia que hemos registrado, pero que suponemos que éstos no van a afectar el resultado electoral, afirmó José Aguntín Ortiz Pinchetti.

Insistió en que la FEDE desplegó a 200 agentes del ministerio público en todo el territorio nacional, quienes se coordinan con los agentes de la Fiscalía General de la República (FGR) para llevar a cabo las investigaciones correspondientes.

“Hay un conjunto de instituciones, todas ellas con capacidad de actuar como garantes del proceso electoral que están unidos en una mesa, empezando por la Secretaría de Seguridad, también el INE y por supuesto ahí estamos integrados nosotros y la Secretaría de Gobernación, el Centro Nacional de Inteligencia, la Guardia Nacional y otras instituciones clave para la vigilancia del proceso”, expuso el titular de la FEDE a través de un videomensaje distribuido en redes sociales.

De acuerdo con Ortiz Pinchetti con este despliegue de agentes ministeriales y las mesas de coordinación se da respuesta a las necesidades de la ciudadanía y de los candidatos. “en el pasado el Estado mexicano intentaba eludir y actuaba como encubridor de los fraudes, ahora está actuando el Estado mexicano en todos los poderes, como auxiliar y vigilante de las elecciones”, enfatizó el funcionario.

El Fiscal Electoral reconoció que muchas de las denuncias que se presentan ante la dependencia resultan ser falsas, a pesar de esta circunstancia confió en que las elecciones serán limpias y justas.

“Somos optimistas, pero cautamente optimistas, falta corroborar en las últimas semanas donde están creciendo las denuncias, y en la jornada electoral misma, cuál es el verdadero destino de estas elecciones. Nosotros auguramos que serán elecciones limpias y justas”, concluyó José Agustín Ortiz Pinchetti.

Fuente: la Razón