El avión presidencial partió esta mañana hacia el aeropuerto de Victorville, California, Estados Unidos, desde la Ciudad de México para recibir el mantenimiento que necesita periódicamente, confirmó el Secretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Arturo Herrera.

De acuerdo con el funcionario, el servicio de mantenimiento de la aeronave se adelantó con la finalidad de que sea utilizado en julio para trasladar a los atletas mexicanos a los Juegos Olímpicos que se llevarán a cabo en Japón.

“Eso estaba en el costo inicial y fue para mantenimiento y la idea de que entrara en el proceso de mantenimiento ahora es para que pueda regresar a finales de mes y en el se tiene hasta ahora programado trasladar a los atletas olímpicos a los juegos olímpicos de Tokyo, el tiempo estaba pensado para ello”, dijo.

Detalló que además el precio base del avión se determinará luego del mantenimiento para saber las condiciones en las que está la aeronave y se pueda ofertar a través de la ONU.

“Se acaba de iniciar un nuevo proceso de compra, se están abriendo las posturas, justo el mantenimiento ayuda para determinar cuál es el estado actual y eso es lo que van a determinar los precios bases”, agregó.

Esta tarde, el avión presidencial regresó al sitio donde estuvo por año y medio en resguardo y a la espera de un comprador y se espera que en esta ocasión tarde aproximadamente tres semanas en regresar.

Vuelo ocurre 11 meses después de que regresó a México

Según datos del sitio Flightradar 24, el TP-01 José María Morelos y Pavón realizó un vuelo de tres horas con 25 minutos a una altitud máxima de 38 mil pies de altura, partiendo desde la Ciudad de México hasta la terminal logística ubicada en el sur de California. Este vuelo se da 11 meses después de que el avión regresó a México y quedó a cargo del Ejército. 

Desde que llegó a la presidencia, Andrés Manuel López Obrador informó que no utilizaría el avión y que sería vendido para obtener recursos para fortalecer el sistema de salud. Sin embargo, hasta ahora aunque ha habido más de una decena de interesados, no se ha podido concretar la venta del avión.

Apenas el 19 de mayo, debido a que no se ha logrado vender la aeronave, el gobierno mexicano solicitó a la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos ayuda para encontrarle comprador.

Fuente: Milenio