Tres cuerpos fueron sacados de los escombros tras el derrumbe del condominio residencial Champlain Towers, ubicado en Miami, informó este viernes el Departamento de Policía de Miami-Dade.

Esto eleva el número de fallecidos a cuatro.

Las autoridades indicaron en conferencia de prensa que las labores de búsqueda y rescate continuarán.

En tanto, se reportaron ocho heridos con cuatro personas atendidas en hospitales, así como, al menos, 159 personas desaparecidas.

De entre las personas sin localizar, 22 de ellos son latinoamericanos: nueve son de Argentina, seis de Paraguay, cuatro de Venezuela y tres de Uruguay, según funcionarios en esos países.

Equipos de entre 10 y 12 rescatistas entraban entre los escombros con perros y demás equipamiento, trabajando hasta que se cansaban de cargar cosas pesadas, momento en que salían y dejaban entrar a un nuevo equipo, apuntó el director financiero de Florida, Jimmy Patronis, jefe de bomberos del estado.

El derrumbe arrancó paredes y dejó expuestas algunas viviendas en la parte del inmueble que permaneció en pie, dando el aspecto de una enorme casa de muñecas. En videos transmitidos por la televisión, se ven camas, mesas y sillas al interior. Aires acondicionados colgaban de algunas partes del edificio, y en fotografías aéreas parecía que partes del área del estacionamiento bajo la estructura estaban colapsadas.

La causa del derrumbe no se ha determinado aún.

Fuente: AP