Pablo Gómez Álvarez, presidente de la Sección Instructora de San Lázaro, denunció que las legisladoras Claudia Pastor Badillo, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), y Mary Carmen Bernal Martínez, del Partido del Trabajo (PT), han mostrado “falta de voluntad” para asistir a la reunión de esa instancia que tiene pendiente votar los dictámenes de procedencia de desafuero de los diputados Saúl Huerta Corona y Mauricio Toledo Gutiérrez.
 
Los miembros de esa instancia legislativa “estamos obligados a concurrir a las reuniones”, dijo en entrevista, luego de que ayer se canceló la sesión de la Instructora por falta de quórum.
 
“Necesito saber cuál es el alcance y el motivo político de su ausencia y conducta, con el propósito de tomar las providencias que conduzcan a que la Sección Instructora se reúna y cumpla con su deber”, añadió.
 
Por lo pronto, Pablo Gómez convocó a una nueva reunión de la Sección Instructora para el próximo lunes 5.
 
Ayer, las diputadas del PRI y el PT no acudieron al encuentro convocado desde el pasado 26 de junio.
 
Pastor Badillo informó que no le era posible asistir a la reunión a distancia, y de Bernal Martínez no se tuvo comunicación alguna, se informó en un boletín de la Sección Instructora.

Sí asistieron a la sesión de ayer Pablo Gómez y Martha Ramírez Lucero, ambos integrantes de la bancada de Morena.
 
Sobre la procedencia del desafuero a Saúl Huerta Corona, diputado de Morena, hay consenso en la Sección Instructora, pero no en el caso de Mauricio Toledo Gutiérrez, legislador del PT, en cuyo caso habría oposición de las dos diputadas que se ausentaron.
 
La Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México solicitó al Poder Legislativo el desafuero de los dos diputados.

En el caso de Huerta Corona, por los presuntos delitos de violación equiparada agravada contra un menor de edad y abuso sexual agravado contra un adulto, y en el de Mauricio Toledo, por enriquecimiento ilícito.

En todo caso, para llevar al pleno de la Cámara de Diputados los dictámenes de desafuero de los dos legisladores se requiere convocar a un periodo extraordinario antes del 1 de septiembre, cuando entra en funciones la Legislatura LXV.

De no convocarse a ese periodo extraordinario, el último segundo del 31 de agosto Huerta Corona perderá el fuero, al acabar su periodo como legislador.

No así en el caso de Toledo Gutiérrez, quien mantendrá el fuero, luego de ganar su reelección en los comicios del pasado 6 de junio, por lo que su destino dependería de la nueva Sección Instructora.

Fuente: Proceso