Turistas que acudieron este sábado a las grutas de Tolantongo fueron sorprendidos por el temporal que ocasionó que desbordara el río, convirtiendo las aguas comúnmente azules en lodazales.

Numerosos bañistas salieron corriendo con temor de ser arrastrados por el agua, mientras que otros se aprestaron a levantar casas de campaña de quienes pasaban la noche en el lugar.

El centro turístico, que casi había recuperado su afluencia en los últimos días, ahora encendió las alertas para que su personal desalojara a los visitantes y evitar tragedias.

Las torrenciales lluvias de las últimas horas han causado la crecida del cauce del río que alimenta el concurrido centro turístico al que numerosos visitantes de todo el país llegan para relajarse en pozas que hoy dejaron de acumular agua azul para convertirse en lodazales.

Trabajadores y huéspedes del centro turístico se resguardaron ante el desborde de la corriente de agua al borde de la cual muchas personas acampan y que, ante la crecida, debieron levantar los campamentos emergentemente.

De igual manera, acordonaron espacios para evitar que turistas tuvieran riesgo de ser arrastrados.

Hasta el momento, el centro turístico no ha informado las acciones que se tomarán debido al evento natural, pero varias agencias de viajes han cancelado sus viajes al sitio, lo que significará pérdidas mayores para quienes apenas buscan la recuperación económica a partir del turismo de esta zona.

Fuente: Quadratin