La diputada Erika Sánchez Martínez (PRI) exhortó al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) y al Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) a emitir un informe pormenorizado de la situación que guarda el desabasto y compra de medicamentos para el cáncer y antirretrovirales.

Mediante un comunicado indicó que con ese objetivo presentó un punto de acuerdo a la Comisión Permanente del Congreso de la Unión.

Subrayó que uno de los hechos más lamentables que ha enfrentado este gobierno, es el desabasto de medicamentos, como consecuencia de la “lucha” para combatir la corrupción en el sector salud.

“No obstante, esta decisión ha traído graves afectaciones para los derechohabientes del IMSS o beneficiarios del Insabi, al no garantizar la compra de medicamentos para 2021 a mitad de este ejercicio presupuestal”.

Asimismo, la solicitud incluye pedirle al Seguro Social informe de manera pormenorizada del subejercicio de dos mil 911 millones de pesos en la programación de servicios generales, durante el primer trimestre de 2021.

Expuso que en los últimos dos años y medio el Colectivo Cero Desabasto ha recopilado más de 4 mil 200 reportes de escasez de medicamentos, siendo el cáncer, diabetes, hipertensión y VIH los padecimientos en los que más se reporta carencia, a pesar de que en estos casos una interrupción de la medicación puede ser fatal.

Comentó que el IMSS, institución que más pacientes atiende en el país, concentra el mayor número de reportes por desabasto, 43%, seguida por el Issste, con 28 %, mientras que el Insabi presenta 21%.

La legisladora por Sinaloa señaló como despropósito que un funcionario público de alto nivel trate de criminalizar a niñas y niños con cáncer, así como a sus padres, que se hable de un “golpe de Estado”, en lugar de satisfacer las necesidades de medicamentos indispensables para los menores.

“La austeridad que presume el gobierno no debería hacerse a costa del cumplimiento de la garantía de derechos, aún más cuando en nuestro país el gasto todavía se puede hacer más eficiente. Pero además del desabasto, preocupa también la falta de transparencia en esta administración, respecto a las compras de esos mismos medicamentos”, concluyó.