El magistrado presidente de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), José Luis Vargas Valdez, felicitó a las abogadas y los abogados que forman parte de la institución, quienes contribuyen de manera fundamental a la vida democrática de México, y mantienen el compromiso de brindar una justicia apegada a Derecho y cercana la ciudadanía.

Durante el evento por la Conmemoración del Día de la abogada y del abogado, junto con la magistrada Mónica Aralí Soto Fregoso, y tras extender su felicitación a todas y todos quienes ejercen la abogacía en México, José Luis Vargas sostuvo que este sector ha contribuido decisivamente a edificar un país más democrático y con un sólido Estado de Derecho, y subrayó la importancia de la creación del TEPJF hace 25 años, lo que ha permitido garantizar la renovación pacífica del poder público.

En el encuentro, moderado por Enrique Andrade, Jefe de Unidad de la Dirección General de Relaciones Institucionales Nacionales del TEPJF, participaron Jorge Ricardo García Villalobos, presidente del Consejo Nacional de la Abogacía; María Leoba Castañeda, primera directora de la Facultad de Derecho de la UNAM; María Elena Orantes López, presidenta nacional del Colectivo 50+1 y Mariano Gómez Hernández, director de la Facultad de Derecho de la Barra Nacional de Abogados.

El presidente José Luis Vargas relató que hoy el Tribunal Electoral resuelve con absoluta responsabilidad todos los asuntos relacionados con la elección del pasado 6 de junio. Detalló que el TEPJF ha recibido 9 mil 800 impugnaciones vinculadas con ese proceso electoral, y todavía podrían recibirse hasta 15 mil asuntos adicionales, cifras que demuestran que las mexicanas y los mexicanos confían en que las instituciones electorales, y en este caso por la ruta jurisdiccional, son la vía por la que un país tiene que resolver sus controversias, a partir de un marco legal e institucional.

Sin duda, apuntó, esta también es una prueba de la madurez que ha alcanzado nuestra democracia. “El camino que hemos logrado los mexicanos me parece que es un camino certero, y hoy México ha cerrado la posibilidad de fraudes electorales o de acceder al poder público al poder de la violencia. En el Tribunal Electoral respaldamos la vocación democrática mexicana y por supuesto asumimos esa responsabilidad con la encomienda que la Constitución nos ha otorgado”, dijo.

En su turno, la magistrada Mónica Soto felicitó a las abogadas y abogados del TEPJF y recordó que la abogacía antes era un territorio masculino, exclusivo y excluyente, al que posteriormente ingresaron mujeres.

Alentó a las y los jóvenes que estudian la carrera de Derecho para tener una visión más inclusiva de lo que es la perspectiva de género en la interpretación de las leyes, en la construcción de las mismas leyes, y en el ejercicio que es la abogacía.

La magistrada Mónica Soto consideró necesario reflexionar sobre uno de los brazos del Poder Judicial de la Federación: la relevancia de la actividad de las abogadas y los abogados, como oportunidad para abundar acerca de la trascendencia de dicha encomienda. Pidió hacer de las sentencias, la jurisprudencia y la doctrina, las herramientas para aspirar a una sociedad sin prejuicios, orientada a respetar y a no desafiar la ley, y a educar en la cultura de la legalidad.

Destacó la necesidad de trabajar con un enfoque de la ética personal, social y laboral, en el ejercicio del Derecho, pues recordó que se trabaja con la ley en la mano, misma que abre o cierra puertas en todos los ámbitos de la vida.

María Elena Orantes López, presidenta nacional del Colectivo 50+1, reconoció el trabajo de la magistrada Mónica Soto por el enfoque de género en el trabajo jurisdiccional y esta nueva visión de la historia en la democracia mexicana. Destacó su impulso para enfocar con una perspectiva distinta a la paridad de género y el ejercicio democrático que permite a las mujeres una participación más justa, lo que es un avance importantísimo para las nuevas generaciones.

Mariano Gómez Hernández, director de la Facultad de Derecho de la Barra Nacional de Abogados, sostuvo que la vida democrática del país ya no es una aspiración, sino una realidad por la que trabajan instituciones públicas y privadas, que se refuerza en las aulas, mientras que María Leoba Castañeda Rivas, primera directora de la Facultad de Derecho de la UNAM, consideró que hace falta incrementar los valores, los principios y la ética del abogado.

Jorge Ricardo García Villalobos, presidente del Consejo Nacional de la Abogacía, hizo un recuento histórico de la actividad de las abogadas y abogados en México, y subrayó la importancia de las instituciones.

Entregan reconocimiento a José Luis Vargas

Más tarde, el Comité Organizador del Día del Abogado y el Centro de Postgrados del Estado de México, entregó al presidente José Luis Vargas, la Presea al Mérito Profesional.

En el marco de la celebración por el Día de la abogada y del abogado, que se llevó a cabo vía digital, el magistrado presidente recordó que durante su gestión al frente de este Órgano Jurisdiccional se ha impulsado una estrategia de fortalecimiento del Tribunal Electoral para que siga sirviendo a México por muchos años más, de forma transparente, con una visión institucional, acercándose a la ciudadanía y consolidando una justicia incluyente.