El director responsable de Obra, Juan Mario Velarde Gámez, fue sentenciado a 208 años de cárcel por el delito de homicidio doloso al derrumbarse el Colegio Enrique Rébsamen durante el sismo del 19 de septiembre de 2017, el cual reportó el fallecimiento de 19 niños y siete adultos.

Durante la audiencia realizada este miércoles 14 de julio en los juzgados del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México también le impuso a Velarde Gámez una reparación por el concepto de daño material de 377 mil 450 pesos por cada una de las 26 víctimas del caso, dejando el monto total en nueve millones 813 mil 700 pesos.

Será en la etapa de ejecución cuando se dará a conocer los conceptos de daño moral y de vida, así como los gastos funerarios.

En este último punto, solamente se determinó un pago de 33 mil 75 pesos a favor de la víctima, ya que sus familiares presentaron una factura para acreditarlo; de manera que las otras familias afectadas deberán comprobar los gastos en ese rubro.

La Fiscalía General de Justicia (FGJ) acreditó que Velarde garantizó la seguridad estructural del colegio, sin haber realizado las pruebas de carga que le obligaba la normatividad y pese a las irregularidades administrativas y de construcción con que contaba el inmueble. 

La Fiscalía señaló que continúa con sus tareas de investigación y procuración de justicia para combatir la impunidad.

A finales de junio un juez de la Ciudad de México declaró culpable a Juan Mario Velarde Gámez por homicidio con dolo eventual en contra de 19 niños y siete adultos fallecidos en el colapso del Colegio Enrique Rébsamen.

Fuente: 24 horas