Emilio Lozoya Austin, ex director de Petróleos Mexicanos (Pemex), solicitó al Poder Judicial de la Federación que apruebe una nueva ampliación al plazo que se le concedió para que se celebre la audiencia de cierre de investigación, con lo cual tendría que realizarse la etapa de los juicios que enfrenta por operaciones con recursos de procedencia ilícita, cohecho y asociación delictuosa.

El ex funcionario fue detenido en febrero de 2020 en España, librada con base en dos órdenes de aprehensión: una de ellas por haber recibido sobornos de la empresa Odebrecht por más de diez millones de dólares, a cambio de beneficiar a la firma con la adjudicación de obras durante el gobierno de Enrique Peña Nieto, mientras el ahora imputado era director de Pemex.

Asimismo, enfrenta una segunda acusación por haber recibido ilegalmente beneficios de la compra que Pemex hizo de la Planta Nitrogenados a la compañía de Alonso Ancira, Altos Hornos de México, la cual se realizó con sobreprecio, de acuerdo con las acusaciones.

En julio de 2020 fue extraditado a México y desde su arribo ha permanecido en libertad gracias a los acuerdos que ha tenido con la Fiscalía General de la República (FGR) con quien sigue negociando lo relativo al resarcimiento del daño causado al erario federal, y también que no sea enjuiciado y sentenciado a cambio de información que lleve a otros ex servidores públicos a prisión por haber incurrido en delitos de mayor grado.

La audiencia para que se presenten las conclusiones de las investigaciones en su contra se han pospuesto desde hace seis meses, por lo que no se descarta que en los próximos días la defensa de Lozoya Austin sea notificada de la prórroga y la nueva fecha para que se realice la diligencia judicial, señalaron fuentes cercanas a la defensa del ex director de Pemex.

Fuente: La Jornada