La Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Conavim), de la Secretaría de Gobernación, notificó al gobierno de Sonora la emisión de la Declaratoria de Alerta por Violencia de Género contra las Mujeres (AVGM) para todo el estado y, en particular, para seis municipios de la entidad.

Las medidas se extienden a los 72 municipios de la entidad, y en los que deberán fortalecerse con más urgencia las medidas propuestas en este mecanismo —que se derivaron de dos años de indagación por parte del grupo de trabajo conformado para atender la segunda solicitud de alerta para el estado— son Cajeme, Empalme, Guaymas, Hermosillo, Nogales y San Luis Río Colorado.

En su oportunidad, la titular de la Conavim, Fabiola Alanís Sámano, explicó que esta alerta debe concretarse a partir de la ejecución de 29 acciones específicas en materia de prevención, seguridad, justicia y reparación del daño para las mujeres y niñas de Sonora, así como para las víctimas y sobrevivientes de la violencia feminicida.

Durante el acto en el que estuvo la gobernadora de Sonora, Claudia Pavlovich Arellano, la comisionada señaló que, a diferencia del pasado, el Estado mexicano es un actor fundamental para revertir la violencia por razones de género. 

“Venimos a Sonora con el respaldo del Gobierno de México y de nuestro presidente Andrés Manuel López Obrador, para acompañar a las mujeres y niñas de Sonora. En esta Cuarta Transformación de la vida pública del país, nuestro objetivo es atender las causas que han generado la violencia y, sin duda, la falta de justicia es una de las principales causas”, aseguró.

Asimismo, se pronunció por el alto a los feminicidios y a las violencias en razón de género, llamando a la cero impunidad en este tipo de delitos perpetrados contra mujeres y niñas, “cerremos filas para garantizar una vida digna y plena a las mujeres y a las niñas de Sonora”.

“Cerremos filas llegando a tiempo, atendiendo con empatía las llamadas de auxilio y leyendo entre líneas los mensajes de las niñas y adolescentes que están siendo hostigadas, acosadas y violentadas sexualmente y que por miedo no denuncian”, agregó. 

Aseveró que el contexto de hoy resalta la urgencia de mejorar las condiciones de vida y garantizar una vida libre de violencia para las mujeres y las niñas de Sonora.

Es urgente –detalló– porque en el primer semestre de este año, Sonora se colocó como el tercer estado con la tasa más alta de feminicidios en el país; porque Hermosillo, Nogales, Cajeme, Caborca y Guaymas, se mantienen entre los 100 municipios con mayor tasa de feminicidio en todo el territorio nacional.

Además, dijo, los casos de abuso sexual se duplicaron en los últimos seis años y los de violación aumentaron más de 25 por ciento, lo que se suma a 446 homicidios dolosos de mujeres y niñas sonorenses desde 2015 hasta 2020, y a las estimaciones oficiales sobre violencia de género, de las que se desprende que una de cada cuatro estudiantes ha sido agredida en su escuela y una de cada tres mujeres han sido violentadas en la calle por el simple hecho de serlo.

Durante su intervención la presidenta del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), Nadine Gasman Zylbermann, sostuvo que las mujeres siempre son las primeras que reciben los impactos de las crisis, guerras, pandemias y sus derechos son vulnerados.

Por ello, reconoció que gracias al trabajo de las organizaciones de la sociedad civil se ha colocado en la opinión pública el grave problema que representa la violencia de género para que sea una prioridad la defensa de los derechos humanos de las mujeres y niñas que han sido víctimas de violencia, desapariciones y feminicidios.

“Gracias a este trabajo, hoy anunciamos la declaratoria de Alerta de Violencia de Género por violencia feminicida para seis municipios del estado de Sonora […] y contamos con recomendaciones para fortalecer las acciones que el gobierno sonorense ya implementa o está en proceso de hacerlo” destacó.

Algunas de las prioridades –añadió– están en reforzar las tareas de búsqueda y localización de mujeres desaparecidas, fortalecer el presupuesto con perspectiva de género, mejorar los registros estadísticos y fortalecer los procesos de capacitación a quienes procuran e imparten justicia.

En el evento estuvieron presentes, entre otros, la presidenta de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Rosario Piedra Ibarra; y la titular del Instituto Sonorense de la Mujer, Blanca Luz Saldaña López.