Esta tarde la tormenta tropical Grace se debilitó a baja presión remanente, se localiza en tierra a 20 kilómetro al suroeste de San Felipe del Progreso en el Estado de México, y a 105 kilómetros al oeste-noroeste de la Ciudad de México. 

El fenómeno meteorológico continuará generando lluvias en San Luis Potosí, Puebla, Veracruz, Colima, Michoacán y Guerrero, informó la Comisión Nacional del Agua (Conagua) en su cuenta de Twitter.

Asimismo, dio a conocer que los vientos de Grace, ahora como baja presión remanente, se debilitan mientras avanza sobre el centro de México.

Su amplia circulación ocasiona rachas de viento fuertes y lluvias de muy fuertes a torrenciales en estados del oriente, noreste, centro, occidente y sur del territorio mexicano, así como elevado oleaje en costas de Tamaulipas, Veracruz, Tabasco y Campeche. 

Fuente: Milenio