El Banco de México (BdeM) informó que este lunes se hizo efectiva la asignación general de Derechos Especiales de Giro (DEG) del Fondo Monetario Internacional (FMI), cuya partida para México equivale a aproximadamente 12 mil 117 millones de dólares.

En un comunicado, la institución central precisó que la tenencia de DEG forma parte de su reserva de activos internacionales y que a la vez su uso está determinado por la Ley del BdeM.

Dicho marco establece que la reserva tendrá como único objeto coadyuvar a la estabilidad del poder adquisitivo de la moneda nacional mediante la compensación de desequilibrios entre los ingresos y egresos de divisas del país.

Así, de conformidad con la referida ley, una de las operaciones permitidas con la reserva de activos internacionales consiste en que el gobierno federal -a través de operaciones cambiarias con el BdeM- pueda contar con moneda extranjera para cumplir con sus obligaciones en divisas.

Esto implica que la Tesorería de la Federación puede comprar o vender divisas con el BdeM con recursos del propio gobierno federal a precios de mercado.

Fuente: La Jornada