Olga Sánchez Cordero acudió esta noche al Senado de la República donde se reunió con Ricardo Monreal y el todavía presidente de la Cámara alta, Eduardo Ramírez y confió en que el Pleno le brinde su respaldo para presidir la Mesa Directiva a partir del próximo domingo.

Se dijo muy contenta de estar de vuelta en la cámara alta y aseguró que su desempeño como presidenta del Senado -si así lo aprueban- lo hará con todo su esfuerzo, entrega y trabajo para “avanzar en la construcción de acuerdos, avanzar en un diálogo permanente (…) y este diálogo parlamentario es el que finalmente suma y al sumar se logra construir los acuerdos y se logra caminar hacia adelante en beneficio de nuestro país, en beneficio de la gente”.

Refirió que su sueño era estar en el Senado porque por 21 años tuvo la oportunidad de revisar y resolver cuestiones de constitucionalidad expedidas por los Congresos y ahora tiene la oportunidad de estar del otro lado y construir la normativa “y conocer los criterios de la Corte para construir la normativa, era un reto para mí enorme”.

Sánchez Cordero agradeció el respaldo de los senadores de Morena y de sus cuatro compañeras para presidir la Mesa Directiva y aseguró que está comprometida con la agenda legislativa que impulsa la denominada Cuarta Transformación y el presidente Andrés Manuel López Obrador.