El presidente nacional de Morena, Mario Delgado Carrillo, hizo un llamado a la organización al interior del partido y a hacer una autocrítica constructiva para mejorar como organización, a fin de llevar al partido a su máximo potencial, pues “ya no podemos perder tiempo”.

Durante la VII Reunión Plenaria del Grupo Parlamentario de Morena, que coordina el senador Ricardo Monreal Ávila, el dirigente nacional del partido indicó que el movimiento tiene tres grandes tareas: la organización territorial, la formación política y la comunicación, “para seguir derrotando a la derecha”.

También, invitó a reflexionar y tener muy en claro cuál es el papel del partido en esta coyuntura histórica, pues hasta el momento no lo han hecho y llegaron a marchas forzadas al proceso electoral más grande de la historia.

Delgado Carrillo puntualizó a senadores de Morena que en el 2022 habrá elecciones en seis estados, por lo que invitó a las y los legisladores a mantener la unidad y movilizarse, así como a participar de manera activa y apoyar en sus entidades federativas para fortalecer la posibilidad de triunfo y la presencia del movimiento.

Recordó los casos de Brasil y Ecuador, donde los proyectos progresistas fracasaron y permitieron el avance de la derecha, porque falló el partido político que los impulsó, no el gobierno. El Presidente está haciendo su trabajo, afirmó, lo cual se refleja en su aceptación.

En ese sentido, aseveró que es necesario comenzar un proceso de organización para que esa aprobación se refleje de manera contundente en la consulta sobre revocación de mandato, que se realizará en marzo de 2022, pues se juega la continuidad del proyecto.

Luego del pasado proceso electoral, agregó, éste el siguiente gran desafío de Morena, una tarea para quienes participan en la Cuarta Transformación.

“Los invito a que iniciemos una organización y movilización sin precedentes. No hay excusa, con todo el compromiso y pasión que tenemos con nuestro movimiento, porque está muy claro que el Presidente de la República está haciendo su trabajo: tiene la simpatía, tiene la aprobación de la mayoría de los mexicanos y las mexicanas”.

“Nos toca a nosotros organizarnos, para que esa aprobación se vea reflejada de manera contundente en marzo del año que entra. Se juega la continuidad de nuestro proyecto”, asentó.

Por ello, pidió a las y los legisladores que en la Ley Federal de Revocación de Mandato no se establezca una veda para la comunicación del Presidente, pues se trata de una consulta popular diferente, por lo que se le debe permitir que defienda su continuidad.

Delgado Carrillo reconoció la labor de la LXIV Legislatura, pues lo consideró uno de los periodos más fructíferos en la historia reciente de nuestro país, con reformas en favor del pueblo de México. “Somos los constituyentes de la Cuarta Transformación”.

La LXV Legislatura, subrayó, debe consolidar la democracia y desmantelar las estructuras del viejo régimen. Además, aseguró que no se ha vivido una transformación como ésta, por lo que es un reto no perder de vista la visión integral del proyecto de nación que están impulsando.

Asimismo, aseguró que hay miles de mexicanas y mexicanos que quieren incorporarse y participar en el movimiento. En ese sentido, reveló que se están preparando para recibir registros desde septiembre hasta marzo.