Durante el segundo día de la VII Reunión Plenaria de Senadoras y Senadores de Morena, el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, destacó el discurso del presidente Andrés Manuel López Obrador para construir otra relación entre América Latina, el Caribe y los Estados Unidos.

“Alguien le tiene que mandar un oficio, o algo, a Almagro, pero la OEA no puede seguir siendo un instrumento de intervención”, expresó en el encuentro que sostuvo con legisladores del grupo mayoritario en el Senado.

Se requiere, asentó el funcionario federal, entrar en una nueva etapa: “¿cuál es la propuesta de México? Adiós OEA, en su sentido intervencionista, injerencista, hegemonista; y que venga otra organización que construyamos políticamente en acuerdo con Estados Unidos para el Siglo XXI, ya no el Siglo XIX o el Siglo XX, la Guerra Fría”.

Marcelo Ebrard adelantó que en la cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, del 18 de septiembre, se tiene el propósito de fijar los siguientes pasos y “que México pueda, con el excelente diálogo que tiene el presidente López Obrador con el Presidente Biden y la vicepresidenta Harris, ser quien pueda facilitar que se llegue a este acuerdo”.

Se trata, asentó, de otra arquitectura política, otro diseño político en las Américas. “Es una aspiración mayor, pero también es una exigencia”, consideró.

También destacó que, con América Latina, nuestro país impulsa la unidad de la región, pues se trata de un tema de “sobrevivencia”, como lo ha demostrado la pandemia. Si no estamos unidos, no existimos, no le importa a nadie, no tenemos la fuerza suficiente cada quien, aislado, expresó.

El funcionario federal también informó que, gracias a la combinación de iniciativas multilaterales, como Covax, acuerdos tempranos con países fabricantes de vacunas y a la producción que se hace en México de CanSino y AztraZeneca, la próxima semana el país rebasará las 100 millones de dosis de estos fármacos y se estima que a finales de año se alcance las 150 millones.

En la antigua casona de Xicoténcatl manifestó que nuestro país pugnará por que no haya “geopolítica de las vacunas”, pues se perjudica la meta de inmunizar a toda la población del mundo, al haber países que no aceptan todos los fármacos autorizados por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Indicó que el próximo martes se recibirán casi cinco millones de vacunas de AztraZeneca que se produjeron en el país, con lo que se llegará a 103 millones de dosis.

Destacó que México se encuentra entre los cinco países del mundo que cuentan con el mayor número de dosis. Por eso, agregó, se han compartido más de un millón de estos biológicos con otras naciones de la región.

Marcelo Ebrard explicó que se han recibido donaciones de Estado Unidos “y esperamos que ya con este número, de aquí a fin de año, probablemente se rebasen los 150 millones de dosis”.

Marcelo Ebrard mencionó que para 2022 se prevé que se requerirá un numero de vacunas muy importante, pues actualmente hay una discusión sobre la necesidad de aplicar o no una tercera dosis.

Dijo que México tiene un portafolio con nueve vacunas autorizadas, uno de los más amplios del mundo. Además, anunció que se impulsará que todas las vacunas autorizadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) sean aceptadas por todos los países; “que no haya geopolítica de las vacunas”, apuntó.

El encargado de la política exterior consideró que si hay una vacuna autorizada por la OMS todos los países deberían reconocerla, pues de lo contrario se crearan muchas dificultades para alcanzar la meta de vacunar a toda la población en el mundo.

Si se ponen trabas y dificultades geopolíticas, advirtió, vamos a tardar más en llegar al objetivo común.

Respecto con la relación con Estados Unidos, Ebrard explicó que hay un intercambio con ese país, “como no se había visto en mucho tiempo”:

Se impulsa un diálogo económico de alto nivel, se busca acelerar el crecimiento en la frontera norte y cambiar el enfoque de seguridad, con el “acta de defunción de la Iniciativa Mérida y el acta de nacimiento de un entendimiento diferente”, precisó.

Comentó que también se promueve una nueva etapa en la relación bilateral en materia de seguridad, con otras reglas y con respeto a la soberanía de México. El objetivo principal, subrayó, es reducir la violencia y el control del tráfico de armas.

Sobre la demanda que México presentó contra los fabricantes de armas en la Unión Americana dijo que se ha ganado la primera batalla con la admisión de la querella por parte de la Corte Federal en Massachusetts. Sí hay interés jurídico del gobierno mexicano y se sienta un precedente enorme para futuros casos, destacó.

Informó que las empresas ya pidieron un aplazamiento, por lo que se prevé que sea un litigio muy importante.

Marcelo Ebrard dijo que México pretende negociar que los flujos migratorios sean organizados con procedimientos abiertos y legítimos entre todos los países involucrados en este asunto.

Al abordar el tema del diálogo venezolano que se realiza en el país, expuso que el objetivo es llegar a un acuerdo “y estamos muy esperanzados de que tengan buen éxito. Creemos que eso es lo que México debe hacer en el ámbito internacional”.