En el Día Internacional de las Víctimas de Desaparición Forzada, los colectivos y organizaciones  integradXs en el Movimiento por Nuestros Desaparecidos en México (MNDM) exigimos al Estado la búsqueda de las más de 90 mil personas desaparecidas en nuestro país, según cifras oficiales. A dos años de que el presidente Andrés Manuel López Obrador asumiera siete compromisos con las familias de personas desaparecidas, vemos una agenda integral cuyos pendientes deben abordarse a través de canales de diálogo periódico que cuenten con el acompañamiento y respaldo directo del Presidente.

La construcción de políticas públicas que respondan a nuestras demandas implica la necesidad de un diálogo nacional en materia de desaparición forzada. En este sentido la designación de Adán Augusto López Hernández como Secretario de Gobernación abre una nueva oportunidad de consolidar los compromisos institucionales asumidos por la Secretaría de Gobernación (Segob) y de seguir  instruyendo estrategias y mecanismos orientados a continuar mejorando la atención al delito de desaparición A través de este medio solicitamos de manera respetuosa una audiencia con el Presidente y el nuevo Secretario de Gobernación

De la misma manera llamamos al Estado mexicano a apegarse en la implementación de estas políticas públicas a las herramientas que ha suscrito en términos del derecho internacional de los derechos humanos. Por ello una de las mayores muestras de voluntad política de Estado, sería que el Secretario de Relaciones Exteriores Marcelo Ebrard asuma el compromiso político del mandato presidencial para invitar formalmente al Comité de la ONU contra las Desapariciones Forzadas para una visita este mismo año.

Hacemos un llamado a la comunidad internacional y a las instancias diplomáticas que nos acompañan como MNDM para cerciorarse que dicha invitación se de con base en los términos del artículo 33° de la Convención Internacional para la protección de todas las personas contra las desapariciones forzadas. Esta visita representa para las familias una oportunidad para la implementación de medidas de prevención, búsqueda, investigación, sanción y reparación con base en los más altos estándares internacionales y por ello la consideramos una exigencia indeclinable.

Estamos convencidxs de que la colaboración de la sociedad con el Estado es la mejor arma contra la impunidad, la mejor muestra de ello es que hoy mismo se anunciará un fruto de la misma en materia de identificación forense. Por ello saludamos la designación del Grupo Coordinador del Mecanismo Extraordinario de Identificación Forense (MEIF).

En este contexto solicitamos respetuosamente el compromiso público al licenciado Andrés Manuel López Obrador que envié un mensaje contundente a las instituciones del Estado para adoptar las políticas públicas que en la materia se han construido en conjunto con la sociedad, como el MEIF o el Protocolo Homologado de Búsqueda (PHB). Ante la dimensión de la tragedia nacional de la desaparición de personas, el mandato y la voluntad política de coordinarse de manera efectiva para el funcionamiento del Sistema Nacional de Búsqueda en su conjunto debe de expresarse al más alto nivel del Estado.

¡Es lo justo!

Ante la entrada en funciones del MEIF, reiteramos la necesidad de dotarlo de los recursos suficientes para su operación, de iniciar los procesos necesarios para la contratación del equipo operativo. De la misma manera es fundamental fortalecer el proceso de implementación del PHB. Reconociendo su carácter autónomo exhortamos a  la Fiscalía General de la República y a la Conferencia Nacional de Procuración de Justicia inicien a la brevedad las gestiones que permitan elaborar acuerdos de colaboración con el MEIF, tomando en cuenta su carácter autónomo.

Desde el Movimiento por Nuestros Desaparecidos en México esperamos respuesta por parte de los actores políticos que hemos mencionado. Al mismo tiempo reiteramos nuestra disposición a dialogar con las instituciones de gobierno para agilizar el cumplimiento de los siete compromisos establecidos por el Gobierno Federal hace dos años.

Hacemos un llamado a la sociedad a entretejer nuestras exigencias y esperanzas para poder encontrar a todas las personas desaparecidas y conseguir, como sociedad, que nadie más tenga que buscar a un ser querido.